/ miércoles 5 de diciembre de 2018

Jefa de GM dice sería "muy costoso" trasladar producción de SUVs en México

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores estadounidenses

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo el miércoles que la automotriz está cerca de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y agregó que sería "muy costoso" trasladar el montaje a una planta en Estados Unidos.

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme el vehículo en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando.

Barra afirmó que la Blazer será "lanzada en los próximos días". Agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

La ejecutiva prometió mantener una "mente abierta" sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan.

Dos senadores de Ohio y otros legisladores estadounidenses han presionado a Barra para que traslade producción desde México o construya vehículos eléctricos en la planta Lordstown Assembly en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar.

"Quiero asegurarme de que la fuerza laboral sabe que hay limitaciones y que tenemos un exceso de capacidad en el país", dijo Barra, instando a los empleados en las plantas que serán cerradas que consideren seriamente las ofertas de GM para trabajar en otras zonas del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a GM la semana pasada que la compañía "mejor" debía hallar un nuevo vehículo para construir en la planta en Ohio, estado que podría ser clave para sus posibilidades de ganar la reelección en 2020.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, Barra no respondió directamente, pero dijo que entiende la fuerte reacción en Washington.

"Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación", afirmó Barra.

GM dijo la semana pasada que cerraría cinco plantas de montaje en Norteamérica el próximo año y recortaría hasta 15.000 puestos de trabajo. La empresa atribuyó la necesidad de la reestructuración a una desaceleración de las ventas de autos.


La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo el miércoles que la automotriz está cerca de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y agregó que sería "muy costoso" trasladar el montaje a una planta en Estados Unidos.

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme el vehículo en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando.

Barra afirmó que la Blazer será "lanzada en los próximos días". Agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

La ejecutiva prometió mantener una "mente abierta" sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan.

Dos senadores de Ohio y otros legisladores estadounidenses han presionado a Barra para que traslade producción desde México o construya vehículos eléctricos en la planta Lordstown Assembly en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar.

"Quiero asegurarme de que la fuerza laboral sabe que hay limitaciones y que tenemos un exceso de capacidad en el país", dijo Barra, instando a los empleados en las plantas que serán cerradas que consideren seriamente las ofertas de GM para trabajar en otras zonas del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a GM la semana pasada que la compañía "mejor" debía hallar un nuevo vehículo para construir en la planta en Ohio, estado que podría ser clave para sus posibilidades de ganar la reelección en 2020.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, Barra no respondió directamente, pero dijo que entiende la fuerte reacción en Washington.

"Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación", afirmó Barra.

GM dijo la semana pasada que cerraría cinco plantas de montaje en Norteamérica el próximo año y recortaría hasta 15.000 puestos de trabajo. La empresa atribuyó la necesidad de la reestructuración a una desaceleración de las ventas de autos.


Local

Registra Guanajuato baja en vuelos internacionales

El volumen de asientos ofertados durante enero de 2019 creció 2.2 por ciento

Local

Claman por seguridad en la Azteca

Robos, asaltos y asesinatos son parte del panorama que enfrentan habitantes

Local

Comienza la Semana Nacional de Salud en Guanajuato

Con al primera Semana Nacional de Salud en Guanajuato se prevé aplicar 561 mil vacunas

Política

Movimiento Ciudadano sigue acogiendo a exmilitantes de otros partidos

El Partido anunció su renovación y será un partido de Centro Izquierda Progresista

Gossip

Lo que debes saber del festival EDC en el Autódromo

El festival se llevará a cabo hoy y mañana en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Sociedad

Inicia consulta de termoeléctrica en Morelos entre protestas por muerte de activista

AMLO defiende el proyecto mientras los opositores a la termoeléctrica marcharon en varios municipios de Morelos y la Ciudad de México

Política

Alistan debate sobre la reforma laboral

La iniciativa busca brindar democracia sindical a los agremiados, además de crear una nueva estructura para la resolución rápida de los conflictos y las demandas de empleo

Sociedad

Maquiladoras se van de Matamoros tras 42 días de paros y huelgas

La fabricante de autopartes Joyson cumplió y dejó de operar; despidos por paros podrían llegar ya a 2,500

Finanzas

Arrastra CFE cartera vencida por 45 mil mdp

La mayor parte de la deuda derivó en los últimos años y es del sector residencial, aunque no se precisó el monto