/ viernes 12 de abril de 2024

Mientras Ecuador y México pelean, Rosendo y Esteban hacen publicidad. Columna: Historias del Estado Número 33. (No. 32)

Rosendo es un joven ecuatoriano de veintiún años con el sueño de crear su propia empresa de publicidad. Por su parte, Esteban es un chico mexicano de apenas dieciocho años con una gran creatividad a la hora de diseñar. ¿Qué tienen en común Rosendo y Esteban? Primeramente, que ambos se conocieron hace un año en Houston, Texas, cuando los dos llegaron buscando una mejor oportunidad de vida. Segundo, que han decidido sumar sus talentos para emprender un negocio de publicidad. Se trata de dos jóvenes latinos que radican en Estados Unidos, con metas y objetivos claros. Mientras sus países de origen, Ecuador y México, sufren una crisis en sus relaciones diplomáticas, ellos se dan la mano y planean cómo arrancar un proyecto de amigos y triunfar haciendo lo que más les gusta. Ellos saben que, de lograrlo, también ayudarán a sus familias que, con tanta urgencia, necesitan mejorar su calidad de vida en su tierra natal. ¿Contrastes entre la forma de relacionarse? ¡Por su puesto!


Recordemos que el viernes 5 de abril de 2024, la Embajada Mexicana en Ecuador sufrió una irrupción por parte de miembros de las fuerzas armadas ecuatorianas. El objetivo de esta intervención fue detener a Jorge Glas, ex vicepresidente de Ecuador, quien se encontraba bajo la protección del asilo diplomático del gobierno mexicano, debido a procesos judiciales en su contra por actos de corrupción. A consecuencia de esta irrupción, el gobierno de México rompió relaciones con el gobierno de Ecuador, generando una tensión diplomática que ha trascendido sus propias fronteras. Es sabido que, como parte de las acciones que realizará el gobierno encabezado por López Obrador, México solicitará, entre otras acciones, a las Naciones Unidas que suspendan a Ecuador como mimbro de este organismo hasta que emita una disculpa pública.


Ante esta crisis, los especialistas coinciden en que la ruptura entre ambos países traerá distintas consecuencias, como la suspensión de actividades y el cierre de las embajadas y consulados mexicanos en Ecuador. Esto provocará la suspensión en ambas naciones de trámites muy importantes como visas, asistencia legal y, sobre todo, la protección. Aunado a estas consecuencias, especialistas en materia de política exterior también coinciden en que la tensión no sólo es diplomática, también se puede manifestar en el ámbito social en ambos países a través de manifestaciones y protestas. De igual forma, parte de la ciudadanía que vive, trabaja o estudia dentro y fuera de sus respectivos territorios, pueden tener confrontaciones que, incluso, pueden ser de manera muy radical. Por si fuera poco, existe la posibilidad de que el país que sufrió la ruptura enfrente problemas con otras naciones, teniendo repercusiones en su economía y en sus relaciones exteriores.


Mientras Rosendo y Esteban leen juntos en la computadora la noticia sobre el rompimiento entre sus dos países, se dan cuenta que llegó a su correo electrónico una respuesta que los animó de sobremanera. “Han sido elegidos para elaborar el proyecto”, decía la primera parte de ese correo. Se trataba de la respuesta de un hotel de Houston que había elegido a Rosendo y a Esteban para realizar su campaña de publicidad. ¡Era el primer trabajo que tendría su negocio! Ambos se abrazaron como amigos y como hermanos que tratan de salir adelante juntos, lejos de su tierra. Valdría la pena mandar la historia de este par de amigos al presidente de Ecuador, Daniel Noboa, y al presidente de México, López Obrador, para ver si, en medio de este conflicto, recuerdan que somos naciones amigas y hermanas, como bien lo representan Rosendo y Esteban.


Dr. Juan Hernández

Analista de temas de migración

Facebook: @Juan Hernandez

Twitter: @JuanHernandezS

Rosendo es un joven ecuatoriano de veintiún años con el sueño de crear su propia empresa de publicidad. Por su parte, Esteban es un chico mexicano de apenas dieciocho años con una gran creatividad a la hora de diseñar. ¿Qué tienen en común Rosendo y Esteban? Primeramente, que ambos se conocieron hace un año en Houston, Texas, cuando los dos llegaron buscando una mejor oportunidad de vida. Segundo, que han decidido sumar sus talentos para emprender un negocio de publicidad. Se trata de dos jóvenes latinos que radican en Estados Unidos, con metas y objetivos claros. Mientras sus países de origen, Ecuador y México, sufren una crisis en sus relaciones diplomáticas, ellos se dan la mano y planean cómo arrancar un proyecto de amigos y triunfar haciendo lo que más les gusta. Ellos saben que, de lograrlo, también ayudarán a sus familias que, con tanta urgencia, necesitan mejorar su calidad de vida en su tierra natal. ¿Contrastes entre la forma de relacionarse? ¡Por su puesto!


Recordemos que el viernes 5 de abril de 2024, la Embajada Mexicana en Ecuador sufrió una irrupción por parte de miembros de las fuerzas armadas ecuatorianas. El objetivo de esta intervención fue detener a Jorge Glas, ex vicepresidente de Ecuador, quien se encontraba bajo la protección del asilo diplomático del gobierno mexicano, debido a procesos judiciales en su contra por actos de corrupción. A consecuencia de esta irrupción, el gobierno de México rompió relaciones con el gobierno de Ecuador, generando una tensión diplomática que ha trascendido sus propias fronteras. Es sabido que, como parte de las acciones que realizará el gobierno encabezado por López Obrador, México solicitará, entre otras acciones, a las Naciones Unidas que suspendan a Ecuador como mimbro de este organismo hasta que emita una disculpa pública.


Ante esta crisis, los especialistas coinciden en que la ruptura entre ambos países traerá distintas consecuencias, como la suspensión de actividades y el cierre de las embajadas y consulados mexicanos en Ecuador. Esto provocará la suspensión en ambas naciones de trámites muy importantes como visas, asistencia legal y, sobre todo, la protección. Aunado a estas consecuencias, especialistas en materia de política exterior también coinciden en que la tensión no sólo es diplomática, también se puede manifestar en el ámbito social en ambos países a través de manifestaciones y protestas. De igual forma, parte de la ciudadanía que vive, trabaja o estudia dentro y fuera de sus respectivos territorios, pueden tener confrontaciones que, incluso, pueden ser de manera muy radical. Por si fuera poco, existe la posibilidad de que el país que sufrió la ruptura enfrente problemas con otras naciones, teniendo repercusiones en su economía y en sus relaciones exteriores.


Mientras Rosendo y Esteban leen juntos en la computadora la noticia sobre el rompimiento entre sus dos países, se dan cuenta que llegó a su correo electrónico una respuesta que los animó de sobremanera. “Han sido elegidos para elaborar el proyecto”, decía la primera parte de ese correo. Se trataba de la respuesta de un hotel de Houston que había elegido a Rosendo y a Esteban para realizar su campaña de publicidad. ¡Era el primer trabajo que tendría su negocio! Ambos se abrazaron como amigos y como hermanos que tratan de salir adelante juntos, lejos de su tierra. Valdría la pena mandar la historia de este par de amigos al presidente de Ecuador, Daniel Noboa, y al presidente de México, López Obrador, para ver si, en medio de este conflicto, recuerdan que somos naciones amigas y hermanas, como bien lo representan Rosendo y Esteban.


Dr. Juan Hernández

Analista de temas de migración

Facebook: @Juan Hernandez

Twitter: @JuanHernandezS

ÚLTIMASCOLUMNAS