/ domingo 22 de noviembre de 2020

Con todo y pandemia amenizan fiestas

Covid-19 no se acaba y las reuniones tampoco; agrupación musical se mantienen trabajando

León, Gto.- “Plomazo Norteño Banda” es un conjunto musical que cuando inició la pandemia por allá de marzo, fue afectado pero no del todo, pues sus integrantes dijeron que las fiestas siguieron, en menos cantidad, pero suficientes para darles oportunidad mantener el trabajar y tener ingresos. Afirman que así como el coronavirus no para, ellos tampoco. Para la fiesta y ambiente, no hay semáforo que lo impida.

Para Alberto Alba no hay más que salir a trabajar y ofrecer el ambiente en fiestas privadas en la discreción de una cochera o un patio, pero que la tuba, la tambora y el acordeón y las cervezas no paren “con todas las ganas del mundo” dice Alberto a quien sus compañeros de conjunto le apodan Don Cangrejo -personaje de la serie Bob Esponja- porque siempre dice “no hay dinero”.

Plomazo ya tiene 2 años como conjunto y resaltan en la escena local en León, es una banda que ensaya en una bodega en Cerrito de Jerez ahí le imprimen la emoción a las letras que cliente quiere para su fin de semana y es que hasta reggaetón les piden.

TIENE QUE HABER FIESTA

“Primero que nada darle gracias a Dios por todo lo bueno y todo lo malo que nos manda y agradecido con él y lo de la pandemia ha sido difícil principalmente para los que somos del medio de la música, nosotros como agrupación nos hemos visto afectados, pero no del todo… como puedes ver somos poquitos elementos, cosa que nos favorece, tú sabes que las fiestas nunca se acaban, la gente ve el motivo y no sé cómo le hace la gente, el chiste es que siempre hay fiesta” dijo Alberto Alba.

“Tú sabes que las fiestas nunca se acaban, la gente ve el motivo de hacer una fiesta no sé cómo pero siempre tiene que haber, eso nos favoreció a nosotros como banda porque hasta en un patiecito o en las azoteas nos acomodan, las agrupaciones como las bandas o los Djs ahí se afectan más en cuestiones de eventos que son en salones ellos” dijo el representante de la banda leonesa.

A Plomazo lo conforman ocho integrantes y dos de equipo, es decir un total de diez personas, algunos son padres de familia, otros estudian, al principio de la pandemia no creían en el SARS-Cov-2 hasta que el virus afectó a personas cercanas “al principio estaba algo dudoso por la parte del gobierno, uno no cree, es incrédulo uno y más por los mexicanos nosotros si pensamos sí que se viene algo fuerte por parte de los de arriba y fue pasando el tiempo y salieron conocidos que salieron afectados, se volvió más creíble todo” dijo Alba para la OEM.

Pese a la pandemia Plomazo sale a ganarse el sustento entre fiestas y proponer el ambiente con su Norteño Banda aunque fuera un solo día de jolgorio y ya no como antes del coronavirus, Alberto tuvo que ayudar en el calzado con unos tíos “sí tuvimos trabajo constante, cada fin de semana, se vió afectado, en que si la gente agarraba la fiesta viernes,sábado y domingo, se redujo el trabajo a un solo evento, sí nos vimos afectados porque a la mejor, hasta dos eventos por día, a veces hasta nada más una hora, a los que nos dedicamos cien por ciento y tuvimos que buscar otras fuentes de ingreso, por ejemplo ayudarle a mis tíos con un negocio de zapato ahora sí que para lo gastos, para el chivo”.

“Varían los precios hay clientes que quieren una, dos, tres horas, cada presentación ganamos de 200 a 300 pesos por hora” dijo Alberto.

Alba, el líder de la banda no le falla a ninguno los miembros de Plomazo y es que a todos les da su paga y tanto que él dice “tengo mi esposa y dos hijos, los gastos no esperan, me mantengo del grupo y busco la manera de buscar aquí y allá, comprando y vendiendo lo que caiga, de todo lo que haya de ofertas”.

La enfermedad provocada por el nuevo coronavirus afectó a uno de los miembros, “Ya fue contagiado, el que salió ahora así que afectado fue José Luis no pasó nada a mayores, ahora sí que nos tratamos de cuidar a como podamos, tomamos las medidas como el cubrebocas, los que tocamos instrumentos de viento pues ni como usar cubrebocas, por ejemplo yo toco la tuba, pero mis compañeros pues si nos cuidamos como podemos”.

“Somos mexicanos, tú sabes que los mexicanos nos vale gorro todo, es es el primer factor y somos incrédulos, en la mayoría de las fiestas la gente no trae cubrebocas, yo toco tuba y es imposible para mí traer cubrebocas” relató Alberto Alva.

A Alberto Alva le gustan los tatuajes, un búho en la parte derecha de su cabeza porque representa liderazgo y sabiduría y un signo de pesos que simboliza el dinero, la abundancia y en su mano derecha el rostro de Harley Quinn “vamos a donde nos contraten, el ambiente es el que pone a bailar, algo que caracteriza a Plomazo Norteño Banda es el ambiente”.

Alberto dice que aprendió de la situación de la contingencia sanitaria y eso le dejó algunas reflexiones “hay que vivir el presente, no hay que tener rencores con nadie, siempre para adelante no sabemos cuando nos vaya a llegar el virus, todos somos vulnerables al contagio puede ser que el de arriba el que decida o uno que no tome las medidas necesarias”.

Los miembros de Plomazo le imprimen el sentimiento a las letras que les pide su clientela, como las bandas más escuchadas y cómo grupo han sabido sobrellevar la situación por la pandemia y los pocos eventos, pero dice Alberto“bendito sea Dios hasta ahorita tenemos trabajo, somos una agrupación muy unida cabe resaltar, tenemos un compañerismo y hay muy buena comunicación”.

La Norteño Banda de la colonia Cerrito de Jerez que tiene un Plomazo en su escudo y dos pistolas doradas a cada lado, perdió contrataciones en eventos de mayor número de personas “teníamos algunos contratos que nos afectó en el momento porque a lo mejor iba a ser en el salón fulanito de tal, en la quinta fulanito de tal, como nos dimos cuenta todos, se prohibieron hasta las misas, hasta cerrar los templos y no hay fiestas a menos que alguien anduviera enfiestado pero sí nos afectó en cuestión de salones que es donde podemos ganar un poquito más”. Luego la situación con los colores del semáforo..

Un contrato con un salón se maneja por paquetes comentó Alberto y es que dice “no vamos a utilizar el mismo equipo de sonido en un patio o una cochera o en un salón ya grande y abierto, no necesitamos el mismo equipo, en un salón grande metemos más equipo y se vende un poco más caro, y es para cubrir las necesidades del evento, nosotros tenemos que rentar más bocinas, más iluminación, nos cancelaron Salon El Castillo, Quinta Cadengo, quintas allá para la escuela de aviación, Quinta Verónica, el salón Diane Princess y eran contratos y hay mucha gente casi siempre tocamos tocamos de cuatro a cinco horas”.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

“Un contrato de cuatro horas vale de entre 10 mil a 12 mil pesos, cuarenta mil pesos que se hubieran compartido entre los compañeros, un evento de cinco horas de 13 a 14 mil pesos, una buena lana la que se pierde y también es buen sacrificio que hacemos como músicos, ahora sí que compramos instrumentos y no valen tres pesos” dijo Alva en la entrevista sobre los contratos que le cancelaron en salones de fiestas, hace algunos meses.

El representante de la banda comentó “con la voluntad de Dios a donde nos contraten vale más la necesidad que tenemos a la enfermedad, yo tengo familia los gastos no esperan, tengo hijos piden de comer, ni modo de decirles no hijo hay Covid afuera, los gastos no esperan”.

Alberto aparte de pagarle a cada uno de los miembros también lidia con los gastos que salen de improviso, cuando por ejemplo hay averías en el equipo, como les pasó con generador “en una presentación en San Pancho la luz no levanta y se quemó el poder y es grande está entre los 15 mil pesos y arreglarlo cuesta 3 mil 500 pesos”.

Los gastos también se cuentan en el mantenimiento de cada uno de los instrumentos dice Alberto “1 mil 800 pesos de los registros del acordeón, las tarolas, todo es inversión y gasto”.

Plomazo ensaya los miércoles por la noche en una bodega en Cerrito de Jerez, lugar en el que cada miembro de la banda dejó su huella con alguna pinta con el apodo de otro integrante o para hacer burla de los otros, y ahí se encuentra el ambiente necesario para sacar las canciones que el cliente pide, entre el humo del cigarro y las latas de cerveza se sacan las letras y los ritmos y los hace con su saco que brilla de dorado y es que pasar del COVID Plomazo sale a buscar el sustento.

Cuando el semáforo cambió a naranja y luego a amarillo, las fiestas fueron más abiertas y aumentó el trabajo. Ahora que hay retroceso, seguramente la fiesta seguirá, de nuevo en modo clandestino.

León, Gto.- “Plomazo Norteño Banda” es un conjunto musical que cuando inició la pandemia por allá de marzo, fue afectado pero no del todo, pues sus integrantes dijeron que las fiestas siguieron, en menos cantidad, pero suficientes para darles oportunidad mantener el trabajar y tener ingresos. Afirman que así como el coronavirus no para, ellos tampoco. Para la fiesta y ambiente, no hay semáforo que lo impida.

Para Alberto Alba no hay más que salir a trabajar y ofrecer el ambiente en fiestas privadas en la discreción de una cochera o un patio, pero que la tuba, la tambora y el acordeón y las cervezas no paren “con todas las ganas del mundo” dice Alberto a quien sus compañeros de conjunto le apodan Don Cangrejo -personaje de la serie Bob Esponja- porque siempre dice “no hay dinero”.

Plomazo ya tiene 2 años como conjunto y resaltan en la escena local en León, es una banda que ensaya en una bodega en Cerrito de Jerez ahí le imprimen la emoción a las letras que cliente quiere para su fin de semana y es que hasta reggaetón les piden.

TIENE QUE HABER FIESTA

“Primero que nada darle gracias a Dios por todo lo bueno y todo lo malo que nos manda y agradecido con él y lo de la pandemia ha sido difícil principalmente para los que somos del medio de la música, nosotros como agrupación nos hemos visto afectados, pero no del todo… como puedes ver somos poquitos elementos, cosa que nos favorece, tú sabes que las fiestas nunca se acaban, la gente ve el motivo y no sé cómo le hace la gente, el chiste es que siempre hay fiesta” dijo Alberto Alba.

“Tú sabes que las fiestas nunca se acaban, la gente ve el motivo de hacer una fiesta no sé cómo pero siempre tiene que haber, eso nos favoreció a nosotros como banda porque hasta en un patiecito o en las azoteas nos acomodan, las agrupaciones como las bandas o los Djs ahí se afectan más en cuestiones de eventos que son en salones ellos” dijo el representante de la banda leonesa.

A Plomazo lo conforman ocho integrantes y dos de equipo, es decir un total de diez personas, algunos son padres de familia, otros estudian, al principio de la pandemia no creían en el SARS-Cov-2 hasta que el virus afectó a personas cercanas “al principio estaba algo dudoso por la parte del gobierno, uno no cree, es incrédulo uno y más por los mexicanos nosotros si pensamos sí que se viene algo fuerte por parte de los de arriba y fue pasando el tiempo y salieron conocidos que salieron afectados, se volvió más creíble todo” dijo Alba para la OEM.

Pese a la pandemia Plomazo sale a ganarse el sustento entre fiestas y proponer el ambiente con su Norteño Banda aunque fuera un solo día de jolgorio y ya no como antes del coronavirus, Alberto tuvo que ayudar en el calzado con unos tíos “sí tuvimos trabajo constante, cada fin de semana, se vió afectado, en que si la gente agarraba la fiesta viernes,sábado y domingo, se redujo el trabajo a un solo evento, sí nos vimos afectados porque a la mejor, hasta dos eventos por día, a veces hasta nada más una hora, a los que nos dedicamos cien por ciento y tuvimos que buscar otras fuentes de ingreso, por ejemplo ayudarle a mis tíos con un negocio de zapato ahora sí que para lo gastos, para el chivo”.

“Varían los precios hay clientes que quieren una, dos, tres horas, cada presentación ganamos de 200 a 300 pesos por hora” dijo Alberto.

Alba, el líder de la banda no le falla a ninguno los miembros de Plomazo y es que a todos les da su paga y tanto que él dice “tengo mi esposa y dos hijos, los gastos no esperan, me mantengo del grupo y busco la manera de buscar aquí y allá, comprando y vendiendo lo que caiga, de todo lo que haya de ofertas”.

La enfermedad provocada por el nuevo coronavirus afectó a uno de los miembros, “Ya fue contagiado, el que salió ahora así que afectado fue José Luis no pasó nada a mayores, ahora sí que nos tratamos de cuidar a como podamos, tomamos las medidas como el cubrebocas, los que tocamos instrumentos de viento pues ni como usar cubrebocas, por ejemplo yo toco la tuba, pero mis compañeros pues si nos cuidamos como podemos”.

“Somos mexicanos, tú sabes que los mexicanos nos vale gorro todo, es es el primer factor y somos incrédulos, en la mayoría de las fiestas la gente no trae cubrebocas, yo toco tuba y es imposible para mí traer cubrebocas” relató Alberto Alva.

A Alberto Alva le gustan los tatuajes, un búho en la parte derecha de su cabeza porque representa liderazgo y sabiduría y un signo de pesos que simboliza el dinero, la abundancia y en su mano derecha el rostro de Harley Quinn “vamos a donde nos contraten, el ambiente es el que pone a bailar, algo que caracteriza a Plomazo Norteño Banda es el ambiente”.

Alberto dice que aprendió de la situación de la contingencia sanitaria y eso le dejó algunas reflexiones “hay que vivir el presente, no hay que tener rencores con nadie, siempre para adelante no sabemos cuando nos vaya a llegar el virus, todos somos vulnerables al contagio puede ser que el de arriba el que decida o uno que no tome las medidas necesarias”.

Los miembros de Plomazo le imprimen el sentimiento a las letras que les pide su clientela, como las bandas más escuchadas y cómo grupo han sabido sobrellevar la situación por la pandemia y los pocos eventos, pero dice Alberto“bendito sea Dios hasta ahorita tenemos trabajo, somos una agrupación muy unida cabe resaltar, tenemos un compañerismo y hay muy buena comunicación”.

La Norteño Banda de la colonia Cerrito de Jerez que tiene un Plomazo en su escudo y dos pistolas doradas a cada lado, perdió contrataciones en eventos de mayor número de personas “teníamos algunos contratos que nos afectó en el momento porque a lo mejor iba a ser en el salón fulanito de tal, en la quinta fulanito de tal, como nos dimos cuenta todos, se prohibieron hasta las misas, hasta cerrar los templos y no hay fiestas a menos que alguien anduviera enfiestado pero sí nos afectó en cuestión de salones que es donde podemos ganar un poquito más”. Luego la situación con los colores del semáforo..

Un contrato con un salón se maneja por paquetes comentó Alberto y es que dice “no vamos a utilizar el mismo equipo de sonido en un patio o una cochera o en un salón ya grande y abierto, no necesitamos el mismo equipo, en un salón grande metemos más equipo y se vende un poco más caro, y es para cubrir las necesidades del evento, nosotros tenemos que rentar más bocinas, más iluminación, nos cancelaron Salon El Castillo, Quinta Cadengo, quintas allá para la escuela de aviación, Quinta Verónica, el salón Diane Princess y eran contratos y hay mucha gente casi siempre tocamos tocamos de cuatro a cinco horas”.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

“Un contrato de cuatro horas vale de entre 10 mil a 12 mil pesos, cuarenta mil pesos que se hubieran compartido entre los compañeros, un evento de cinco horas de 13 a 14 mil pesos, una buena lana la que se pierde y también es buen sacrificio que hacemos como músicos, ahora sí que compramos instrumentos y no valen tres pesos” dijo Alva en la entrevista sobre los contratos que le cancelaron en salones de fiestas, hace algunos meses.

El representante de la banda comentó “con la voluntad de Dios a donde nos contraten vale más la necesidad que tenemos a la enfermedad, yo tengo familia los gastos no esperan, tengo hijos piden de comer, ni modo de decirles no hijo hay Covid afuera, los gastos no esperan”.

Alberto aparte de pagarle a cada uno de los miembros también lidia con los gastos que salen de improviso, cuando por ejemplo hay averías en el equipo, como les pasó con generador “en una presentación en San Pancho la luz no levanta y se quemó el poder y es grande está entre los 15 mil pesos y arreglarlo cuesta 3 mil 500 pesos”.

Los gastos también se cuentan en el mantenimiento de cada uno de los instrumentos dice Alberto “1 mil 800 pesos de los registros del acordeón, las tarolas, todo es inversión y gasto”.

Plomazo ensaya los miércoles por la noche en una bodega en Cerrito de Jerez, lugar en el que cada miembro de la banda dejó su huella con alguna pinta con el apodo de otro integrante o para hacer burla de los otros, y ahí se encuentra el ambiente necesario para sacar las canciones que el cliente pide, entre el humo del cigarro y las latas de cerveza se sacan las letras y los ritmos y los hace con su saco que brilla de dorado y es que pasar del COVID Plomazo sale a buscar el sustento.

Cuando el semáforo cambió a naranja y luego a amarillo, las fiestas fueron más abiertas y aumentó el trabajo. Ahora que hay retroceso, seguramente la fiesta seguirá, de nuevo en modo clandestino.

Policiaca

[VIDEO - GALERÍA] Matan a cinco e hieren a dos en el Coecillo

No es la primera masacre que ocurre en este corto 2021 en León, el pasado 5 de enero otras 5 personas fueron asesinadas al interior de un departamento

Local

Suma Guanajuato 7 mil 386 defunciones por Covid - 19

Las autoridades estatales dieron a conocer que del total de defunciones León sumó 40, Irapuato 20, Celaya 12, Guanajuato capital cuatro

Policiaca

Atacan a balazos barbería en el Barrio de Santiago

Los hechos ocurrieron en las calles de Gutiérrez Nájera casi esquina con La paz

Sociedad

Renueva el TecNM sus actividades académicas

El subsecretario de Educación Superior, reconoció a la comunidad del TecNM por encabezar esta transformación en medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Las monarquías 2: Monarquía británica, entre la moral y el cambio

¿Cómo es que el imperio británico llegó a ser tan poderoso y cuáles son los escándalos que rodean a la realeza?

Gossip

Chicago med lleva el Covid-19 a la pantalla

La serie de médicos grabó su sexta temporada durante la pandemia y añadió en su trama casos y experiencias que ocurrían mientras filmaban

Cultura

La Casa del Actor, en peligro por pandemia

Jorge Ortiz de Pinedo denuncia que la ANDA adeuda 15 mdp al sitio de retiro fundado por Cantinflas