/ domingo 5 de abril de 2020

Permiten en las fondas comer ahí

Sin información a los locatarios, no se aplica la condición de solo vender comida para llevar

“Pásele, pásele, sí hay”. Enchiladas, birria, menudo, flautas, tacos... pase, siéntese”. Es la planta alta del mercado Aldama; es la zona de fondas; son unos diez locales que venden comida, para comer ahí.

Una de las indicaciones de las autoridades, desde hace dos semanas es que los negocios de comida siguieran trabajando pero con la condición de que fuera solo “para llevar”, para evitar aglomeraciones y con ello reducir el riesgo de contagios de coronavirus.

Entre las fondas hay para escoger donde sentarse y disfrutar lo que apetezca.

¿Restricciones? Ninguna. Usted puede llegar en familia, con uno, con dos o con los acompañantes que desee, sentarse y comer ahí.

En esas fondas poco ha cambiado, su rutina es la misma: Abordar al cliente a gritos para ofrecerle tacos, huaraches, mole con pollo o comida corrida; entregarle el menú de mano en mano, ofrecerle una mesa, tomar su orden y llevarle el pedido a su mesa… todo de mano en mano, sin guantes, con la confianza de que “nada vaya a pasar”.

⬇️ Dale clic aquí ⬇️

No hay un solo inspector de Economía, ni de Salud… no hay ni siquiera un cartel de esos que están pegados con las recomendaciones sanitarias. Eso sí, todos las fondas tienen su bote de gel y hasta un lavadero para lavarse las manos y secárselas como usted prefiera.

¿Instrucciones de parte de la autoridad? No. ninguna.

“Nadie nos ha dicho nada; nadie ha venido a decirnos qué hacer o qué va a pasar”, responde el dueño de una fonda que acaba de recibir a unos 13 hombres, que sentados a la misma mesa desayunarán, luego de una pausa en sus labores de construcción.

-¿Cerrará?

“No. Mientras no nos digas que lo hagamos, aquí seguiremos. No podemos dejar de trabajar. Eso no”.

Una de las opciones que algunos restaurantes han utilizado para seguir trabajando es el servicio a domicilio, pero en las fondas, me responde el locatario “no se puede. Si cierran el mercado, no podría cocinar, ya que aquí tenemos todo lo que necesitamos”.



“Pásele, pásele, sí hay”. Enchiladas, birria, menudo, flautas, tacos... pase, siéntese”. Es la planta alta del mercado Aldama; es la zona de fondas; son unos diez locales que venden comida, para comer ahí.

Una de las indicaciones de las autoridades, desde hace dos semanas es que los negocios de comida siguieran trabajando pero con la condición de que fuera solo “para llevar”, para evitar aglomeraciones y con ello reducir el riesgo de contagios de coronavirus.

Entre las fondas hay para escoger donde sentarse y disfrutar lo que apetezca.

¿Restricciones? Ninguna. Usted puede llegar en familia, con uno, con dos o con los acompañantes que desee, sentarse y comer ahí.

En esas fondas poco ha cambiado, su rutina es la misma: Abordar al cliente a gritos para ofrecerle tacos, huaraches, mole con pollo o comida corrida; entregarle el menú de mano en mano, ofrecerle una mesa, tomar su orden y llevarle el pedido a su mesa… todo de mano en mano, sin guantes, con la confianza de que “nada vaya a pasar”.

⬇️ Dale clic aquí ⬇️

No hay un solo inspector de Economía, ni de Salud… no hay ni siquiera un cartel de esos que están pegados con las recomendaciones sanitarias. Eso sí, todos las fondas tienen su bote de gel y hasta un lavadero para lavarse las manos y secárselas como usted prefiera.

¿Instrucciones de parte de la autoridad? No. ninguna.

“Nadie nos ha dicho nada; nadie ha venido a decirnos qué hacer o qué va a pasar”, responde el dueño de una fonda que acaba de recibir a unos 13 hombres, que sentados a la misma mesa desayunarán, luego de una pausa en sus labores de construcción.

-¿Cerrará?

“No. Mientras no nos digas que lo hagamos, aquí seguiremos. No podemos dejar de trabajar. Eso no”.

Una de las opciones que algunos restaurantes han utilizado para seguir trabajando es el servicio a domicilio, pero en las fondas, me responde el locatario “no se puede. Si cierran el mercado, no podría cocinar, ya que aquí tenemos todo lo que necesitamos”.