/ lunes 20 de mayo de 2024

Estación de La Trinidad, donde pelearon Villa y Obregón, hoy víctima del abandono y vandalismo

La familia Valadez vive en el campamento de la Estación de la Trinidad desde hace más 35 años y han visto cómo poco a poco se pierde interés por la historia y esta zona que forma parte importante del periodo de la Revolución Mexicana

León, Gto.- La Estación de la Trinidad, ubicada en el camino a Santa Ana del Conde, fue testimonio del combate entre Francisco Villa y Álvaro Oregòn durante los meses de mayo y junio de 1915.

Durante la batalla, el general Obregón perdió su mano derecha cuando le estalló una granada. Herido y creyendo que moriría, intentó suicidarse, pero su gente lo trasladó al cuartel general de La Trinidad.

Justamente en ese cuartel, que aún permanece de adobe y que conserva sus puertas de mezquite original, vive la familia Valadez desde hace más de 35 años. Juan Martínez Hernández, antiguo jefe telegrafista, les prestó el campamento para que cuidara de él, luego de contraer matrimonio con María Guadalupe Valadez Lucio y ambos se fueron a vivir a Aguascalientes; ahora, María Milagros vive con su familia que reside en el cuartel donde se dieron las batallas conocidas de La Trinidad, que configuraron el triunfo constitucionalistas y la derrota del villismo.

Francisco Villa concentró sus tropas en la ciudad de León pero la noche del dos de junio de 1915, Obregón ordenó que se abrieran las trincheras alrededor de la Estación La Trinidad para asegurar sus trenes y los villistas no se apoderaron de ellos.

En el olvido y con vandalismo

La zona es solitaria y da paso a quintas que funcionan como salones de fiestas, solo los recuerdos quedan y la historia se ha olvidado; este lugar es propiedad federal y además tiene registro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El inmueble presenta por la fachada principal un solo nivel, éste muestra cinco vanos, tres de acceso y dos de ventana que presentan balcón. Los vanos presentan arco escarzano enmarcados en cantería, sobre éstos corre una moldura lineal y sobre de ésta una cornisa y la coronan un pretil decorado con elementos geométricos, la fachada presenta pérdida de aplanado, y de material, así lo describe el INAH.

Pero ahora está grafiteado por dentro y por fuera y es usado como baño público por personas sin hogar.

De acuerdo con la exposición llamada “León y Trinidad. Las estaciones ferroviarias de León (1882-2023)”, llevada a cabo en el Museo de Identidades Leonesas, con la curaduría de Amado Gutiérrez Gómez, en 1908 se fundó la empresa de capital mixto Ferrocarriles Nacional de México, con la fusión de los Ferrocarriles Central Mexicano, Nacional Mexicano, Internacional e Hidalgo del Nordeste, contaba con un total de 80% de la red ferroviaria del país.

A lo largo de las administraciones de Venustiano Carranza y Álvaro Obregón fue la rehabilitación de la empresa y la Estación de León y La Trinidad se vieron beneficiadas, en ambas viviendas se construyeron viviendas de sección para los trabajadores, sólo se conservan las de La Trinidad.


▶️ Únete al canal de El Sol de León en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, el primer ferrocarril que llegó a León fue en julio del año 1882. La Estación de La Trinidad servía como centro de acopio de productos y mercancía de las haciendas como Santa Ana del Conde o la Sandía.

Ahora este lugar, que encierra una rica historia, está abandonado, sirve sólo de casa para la familia Valadez. Y aunque muchos han propuesto que pueda ser rescatada esta zona y ser convertida en un museo o hasta memorial revolucionario, todo ha quedado en intentos y mientras tanto ahí está, sin actividad, sintiendo el paso del tiempo y perdiendo poco a poco la grandeza que alguna vez esa estación llegó a tener para el país.

León, Gto.- La Estación de la Trinidad, ubicada en el camino a Santa Ana del Conde, fue testimonio del combate entre Francisco Villa y Álvaro Oregòn durante los meses de mayo y junio de 1915.

Durante la batalla, el general Obregón perdió su mano derecha cuando le estalló una granada. Herido y creyendo que moriría, intentó suicidarse, pero su gente lo trasladó al cuartel general de La Trinidad.

Justamente en ese cuartel, que aún permanece de adobe y que conserva sus puertas de mezquite original, vive la familia Valadez desde hace más de 35 años. Juan Martínez Hernández, antiguo jefe telegrafista, les prestó el campamento para que cuidara de él, luego de contraer matrimonio con María Guadalupe Valadez Lucio y ambos se fueron a vivir a Aguascalientes; ahora, María Milagros vive con su familia que reside en el cuartel donde se dieron las batallas conocidas de La Trinidad, que configuraron el triunfo constitucionalistas y la derrota del villismo.

Francisco Villa concentró sus tropas en la ciudad de León pero la noche del dos de junio de 1915, Obregón ordenó que se abrieran las trincheras alrededor de la Estación La Trinidad para asegurar sus trenes y los villistas no se apoderaron de ellos.

En el olvido y con vandalismo

La zona es solitaria y da paso a quintas que funcionan como salones de fiestas, solo los recuerdos quedan y la historia se ha olvidado; este lugar es propiedad federal y además tiene registro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El inmueble presenta por la fachada principal un solo nivel, éste muestra cinco vanos, tres de acceso y dos de ventana que presentan balcón. Los vanos presentan arco escarzano enmarcados en cantería, sobre éstos corre una moldura lineal y sobre de ésta una cornisa y la coronan un pretil decorado con elementos geométricos, la fachada presenta pérdida de aplanado, y de material, así lo describe el INAH.

Pero ahora está grafiteado por dentro y por fuera y es usado como baño público por personas sin hogar.

De acuerdo con la exposición llamada “León y Trinidad. Las estaciones ferroviarias de León (1882-2023)”, llevada a cabo en el Museo de Identidades Leonesas, con la curaduría de Amado Gutiérrez Gómez, en 1908 se fundó la empresa de capital mixto Ferrocarriles Nacional de México, con la fusión de los Ferrocarriles Central Mexicano, Nacional Mexicano, Internacional e Hidalgo del Nordeste, contaba con un total de 80% de la red ferroviaria del país.

A lo largo de las administraciones de Venustiano Carranza y Álvaro Obregón fue la rehabilitación de la empresa y la Estación de León y La Trinidad se vieron beneficiadas, en ambas viviendas se construyeron viviendas de sección para los trabajadores, sólo se conservan las de La Trinidad.


▶️ Únete al canal de El Sol de León en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, el primer ferrocarril que llegó a León fue en julio del año 1882. La Estación de La Trinidad servía como centro de acopio de productos y mercancía de las haciendas como Santa Ana del Conde o la Sandía.

Ahora este lugar, que encierra una rica historia, está abandonado, sirve sólo de casa para la familia Valadez. Y aunque muchos han propuesto que pueda ser rescatada esta zona y ser convertida en un museo o hasta memorial revolucionario, todo ha quedado en intentos y mientras tanto ahí está, sin actividad, sintiendo el paso del tiempo y perdiendo poco a poco la grandeza que alguna vez esa estación llegó a tener para el país.

Local

Revela diagnóstico que mujeres activistas y periodistas de Guanajuato viven en constante riesgo

Este miércoles CIMAC presentó los resultados para una protección integral de este sector de la población

Local

Innova Congreso de Guanajuato con nueva plataforma de gestión documental

Avances en gestión documental en Guanajuato: presentan nuevo SID para fortalecer administración de archivos

Local

Buscará Jorge Marcelino Trejo la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano en Guanajuato

No descartó que Yulma Rocha y Juan Pablo Delgado sean buenos perfiles