/ domingo 31 de diciembre de 2023

¿Qué tan real es la realidad?

El mundo puede ser percibido de diversas maneras, cada una de ellas es válida, lo cual nos permite comprender que en el plano material o físico la realidad es homogénea o más semejante a lo que cada individuo percibe de ella, fenómeno que es diametralmente opuesto a la percepción psicológica que cada individuo tiene de su realidad.

Una de las mayores dificultades en la convivencia humana es pretender imponer mi percepción de la realidad en otra e inclusive en otros, como luego suele ocurrir en escenarios masivos, en donde se recurre a técnicas y estrategias publicitarias, de manejo de masas, para crear una realidad ficticia que no existe. Ejemplifico con algunos casos:

· En la vida familiar aun cuando sus integrantes viven bajo el mismo techo, se relacionan cotidianamente, cada uno de ellos tiene una percepción de su realidad familiar muy particular, estrictamente personal que no coincide con la percepción de los otros.


· En el plano social, se puede enviar un mensaje publicitario, a las masas, argumentado juicios de prosperidad y en contraste padeciendo mayores niveles de pobreza y exclusión.


· En la escuela se realizan campañas de valores para dar cuenta de la preocupación por procurar la paz social y en oposición se observa un incremento de violencia social, estructural.


La percepción de la realidad no corresponde al plano físico, importante destacar la interpretación psicológica que el individuo procesa de la misma.

En este contexto es pertinente subrayar que no existe una sola realidad, sino tantas realidades como personas en el mundo; inclusive, es posible señalar que cada estructura social en función de su condición, tiene una interpretación específica de su realidad.

Uno de los graves problemas en que solemos incurrir es ser indiferentes o ignorar que la forma como el otro percibe la realidad es diferente a la que yo pretendo imponer o establecer, lo cual desencadena serias dificultades en las relaciones interpersonales, tales como, violentar o agredir a la persona que no piensa como yo pienso. De lo anterior se deriva un análisis particular, no hemos sido educados para convivir en la diversidad de opiniones, sí en cambio para ejercer relaciones autoritarias donde yo tengo la última palabra. Por lo anterior, es plausible acotar que los pronunciamientos de procurar una relación empática y solidaria con el otro son un discurso que se ve limitado a ese plano de retórica al carecer de los recursos afectivos, emocionales y/o políticos que lo posibiliten.

Como se puede apreciar, la tarea para el padre de familia, el político, el ciudadano común, no es menor, el propósito y deseo por conocer la realidad del otro es muy clara y precisa, replantear los fines de nuestra existencia en el marco de una filosofía humanista y ética es el principal desafío.

Comparto mi correo para continuar orientando a los interesados en temas relacionados a la salud emocional zavalafranciscoramirez@gmail.com

Queridos lectores y lectoras, deseo tengan un maravilloso 2024, que sus sueños se traduzcan en metas y que éstas al ser tangibles llenen de abundancia integral y bienestar a sus familias. Reciban un abrazo sincero.



El mundo puede ser percibido de diversas maneras, cada una de ellas es válida, lo cual nos permite comprender que en el plano material o físico la realidad es homogénea o más semejante a lo que cada individuo percibe de ella, fenómeno que es diametralmente opuesto a la percepción psicológica que cada individuo tiene de su realidad.

Una de las mayores dificultades en la convivencia humana es pretender imponer mi percepción de la realidad en otra e inclusive en otros, como luego suele ocurrir en escenarios masivos, en donde se recurre a técnicas y estrategias publicitarias, de manejo de masas, para crear una realidad ficticia que no existe. Ejemplifico con algunos casos:

· En la vida familiar aun cuando sus integrantes viven bajo el mismo techo, se relacionan cotidianamente, cada uno de ellos tiene una percepción de su realidad familiar muy particular, estrictamente personal que no coincide con la percepción de los otros.


· En el plano social, se puede enviar un mensaje publicitario, a las masas, argumentado juicios de prosperidad y en contraste padeciendo mayores niveles de pobreza y exclusión.


· En la escuela se realizan campañas de valores para dar cuenta de la preocupación por procurar la paz social y en oposición se observa un incremento de violencia social, estructural.


La percepción de la realidad no corresponde al plano físico, importante destacar la interpretación psicológica que el individuo procesa de la misma.

En este contexto es pertinente subrayar que no existe una sola realidad, sino tantas realidades como personas en el mundo; inclusive, es posible señalar que cada estructura social en función de su condición, tiene una interpretación específica de su realidad.

Uno de los graves problemas en que solemos incurrir es ser indiferentes o ignorar que la forma como el otro percibe la realidad es diferente a la que yo pretendo imponer o establecer, lo cual desencadena serias dificultades en las relaciones interpersonales, tales como, violentar o agredir a la persona que no piensa como yo pienso. De lo anterior se deriva un análisis particular, no hemos sido educados para convivir en la diversidad de opiniones, sí en cambio para ejercer relaciones autoritarias donde yo tengo la última palabra. Por lo anterior, es plausible acotar que los pronunciamientos de procurar una relación empática y solidaria con el otro son un discurso que se ve limitado a ese plano de retórica al carecer de los recursos afectivos, emocionales y/o políticos que lo posibiliten.

Como se puede apreciar, la tarea para el padre de familia, el político, el ciudadano común, no es menor, el propósito y deseo por conocer la realidad del otro es muy clara y precisa, replantear los fines de nuestra existencia en el marco de una filosofía humanista y ética es el principal desafío.

Comparto mi correo para continuar orientando a los interesados en temas relacionados a la salud emocional zavalafranciscoramirez@gmail.com

Queridos lectores y lectoras, deseo tengan un maravilloso 2024, que sus sueños se traduzcan en metas y que éstas al ser tangibles llenen de abundancia integral y bienestar a sus familias. Reciban un abrazo sincero.



ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 21 de junio de 2024

La convivencia social ¿es posible?

El respeto a la norma jurídica, principio rector para conquistar la paz social

Francisco Javier Zavala Ramírez

lunes 27 de mayo de 2024

Ideología y Educación

La reflexión de la ideología en el proceso educativo

Francisco Javier Zavala Ramírez

lunes 27 de mayo de 2024

Autoestima y violencia

Fortalecer la valía de las personas desde etapas primarias en su vida con acciones de reposicionamiento social humanista es la clave de la evolución en una sociedad progresista

Francisco Javier Zavala Ramírez

sábado 18 de mayo de 2024

A propósito del 15 de mayo

El profesor que sujeta o doméstica al educando se convierte en un opresor que niega al educando toda posibilidad de SER

Francisco Javier Zavala Ramírez

sábado 16 de marzo de 2024

El civismo, antídoto a la violencia

La importancia por recuperar lo que como sociedad y gobierno hemos olvidado

Francisco Javier Zavala Ramírez

Cargar Más