/ miércoles 13 de noviembre de 2019

¡Lamentable! Koalas mueren por incendios forestales en Australia

El pasado 10 de noviembre, de un total de 500 koalas en la Reserva Natural Lago Innes de Port Macquarie, murieron 350

Las llamas continúan devorando al país más grande del continente oceánico, lamentablemente la fauna que habita este lugar muchas veces no logra escapar de las inclemencias naturales que se presentan en este país y se convierten en víctimas mortales de la situación.

Una importante reserva al este de Australia, en Nueva Gales del Sur, estuvo bajo el fuego de los incendios que azotan al país; una parte considerable de la población de koalas fue consumida por las llamas.

De un total de aproximadamente 500 koalas, al menos unos 350 animales de esta especie que habitaban en la Reserva Natural Lago Innes de Port Macquarie, murieron la tarde del pasado 10 de noviembre

Estos marsupiales son endémicos de Australia y son considerados "vulnerables" debido a la destrucción de su hábitat, el crecimiento de la mancha urbana y la deforestación.

Por tanto, veterinarios de la reserva se han encargado de cuidar y tratar algunos de los koalas rescatados.

Cortesía | @tvnnoticias

¡Australia sigue en alerta!

Los incendios en Australia parecían remitir el miércoles y las autoridades respiraban aliviadas, pero el largo verano que queda por delante hace temer nuestras catástrofes.

Unos 140 focos de incendio seguían activos el miércoles en la costa este de Australia. Una mejora en las condiciones meteorológicas, que el martes eran aún "catastróficas", supuso un cierto alivio y redujo el peligro que representaban varios fuegos.

El Estado de Queensland (noreste), donde 70 fuegos estaban aún activos, seguía en estado de alerta.

El miércoles, un helicóptero que trabajaba extinguiendo el fuego se estrelló en esta zona. El piloto resultó herido leve.

Los habitantes de Noosa, una estación balnearia de la costa norte, se vieron obligados a abandonar sus casas debido a los incendios cercanos. Pero en las zonas mas afectadas del Estado de Nueva Gales del Sur (sureste), vientos más frescos del sur reducían la intensidad del fuego.

Foto Reuters

El martes, los incendios se vieron avivados durante todo el día por ráfagas de viento y temperaturas elevadas. En total, 50 casas terminaron destruidas o parcialmente dañadas y unas 20 personas resultaron heridas.

Los habitantes de pequeñas ciudades como Glenreagh y Nana Glen, situadas cerca del litoral, entre Brisbane y Sidney, pudieron volver a sus casas cuando el fuego pudo ser detenido casi a las puertas de sus hogares.

Algo más lejos, en el interior, otras familias tuvieron menos suerte y vieron cómo sus casas y sus vehículos se transformaban en cenizas.

Lejos de terminar

Michael Wassing, responsable de los bomberos de Queensland, afirmó que un nuevo cambio en la dirección o en la intensidad del viento, el miércoles por la tarde, podría recrudecer los incendios en zonas de dificil acceso.

"Las previsiones a largo plazo nos hacen pensar que esto está lejos de terminar", dijo.

De cara al fin de semana se espera un nuevo deterioro de las condiciones meteorológicas, con temperaturas más elevadas y vientos fuertes, sobre todo en los Estados de Queensland y Nueva Gales del Sur.

"Y los focos no estarán bajo control en ese momento", dijo Shane Fitzsimmons, responsable de los bomberos de Nueva Gales del Sur. Según él, la situación sólo estará bajo control dentro "varias semanas".

"Lo que necesitamos es que llueva. Que llueva mucho. Y las previsiones meteorológicas no indican que las condiciones actuales vayan a cambiar", dijo el responsable.

Foto Reuters

Unos 300 fuegos avivados por vientos fuertes, temperaturas elevadas y una vegetación seca se registraban el martes en el país, algunos de ellos a pocos kilómetros de Sidney. En total, ocupaban más de mil kilómetros.

"Las pérdidas, los daños y las consecuencias podrían haber sido inmensas", dijo Fitzsimmons.

Desde el vierners, los incendios en la costa este de Australia dejaron tres muertos, destruyeron 150 casas y obligaron a huir de sus hogares a miles de personas.

La polícia de Nueva Gales del Sur está aún investigando si algunos de estos incendios pueden ser provocados.

Cada año la inmensa isla continente sufre importantes incendios durante la primavera y el verano australianos pero en esta ocasión, la temporada de incendios se ha producido temprano y está siendo particularmente violenta.

Foto: AFP

|| Con información de AFP ||

Las llamas continúan devorando al país más grande del continente oceánico, lamentablemente la fauna que habita este lugar muchas veces no logra escapar de las inclemencias naturales que se presentan en este país y se convierten en víctimas mortales de la situación.

Una importante reserva al este de Australia, en Nueva Gales del Sur, estuvo bajo el fuego de los incendios que azotan al país; una parte considerable de la población de koalas fue consumida por las llamas.

De un total de aproximadamente 500 koalas, al menos unos 350 animales de esta especie que habitaban en la Reserva Natural Lago Innes de Port Macquarie, murieron la tarde del pasado 10 de noviembre

Estos marsupiales son endémicos de Australia y son considerados "vulnerables" debido a la destrucción de su hábitat, el crecimiento de la mancha urbana y la deforestación.

Por tanto, veterinarios de la reserva se han encargado de cuidar y tratar algunos de los koalas rescatados.

Cortesía | @tvnnoticias

¡Australia sigue en alerta!

Los incendios en Australia parecían remitir el miércoles y las autoridades respiraban aliviadas, pero el largo verano que queda por delante hace temer nuestras catástrofes.

Unos 140 focos de incendio seguían activos el miércoles en la costa este de Australia. Una mejora en las condiciones meteorológicas, que el martes eran aún "catastróficas", supuso un cierto alivio y redujo el peligro que representaban varios fuegos.

El Estado de Queensland (noreste), donde 70 fuegos estaban aún activos, seguía en estado de alerta.

El miércoles, un helicóptero que trabajaba extinguiendo el fuego se estrelló en esta zona. El piloto resultó herido leve.

Los habitantes de Noosa, una estación balnearia de la costa norte, se vieron obligados a abandonar sus casas debido a los incendios cercanos. Pero en las zonas mas afectadas del Estado de Nueva Gales del Sur (sureste), vientos más frescos del sur reducían la intensidad del fuego.

Foto Reuters

El martes, los incendios se vieron avivados durante todo el día por ráfagas de viento y temperaturas elevadas. En total, 50 casas terminaron destruidas o parcialmente dañadas y unas 20 personas resultaron heridas.

Los habitantes de pequeñas ciudades como Glenreagh y Nana Glen, situadas cerca del litoral, entre Brisbane y Sidney, pudieron volver a sus casas cuando el fuego pudo ser detenido casi a las puertas de sus hogares.

Algo más lejos, en el interior, otras familias tuvieron menos suerte y vieron cómo sus casas y sus vehículos se transformaban en cenizas.

Lejos de terminar

Michael Wassing, responsable de los bomberos de Queensland, afirmó que un nuevo cambio en la dirección o en la intensidad del viento, el miércoles por la tarde, podría recrudecer los incendios en zonas de dificil acceso.

"Las previsiones a largo plazo nos hacen pensar que esto está lejos de terminar", dijo.

De cara al fin de semana se espera un nuevo deterioro de las condiciones meteorológicas, con temperaturas más elevadas y vientos fuertes, sobre todo en los Estados de Queensland y Nueva Gales del Sur.

"Y los focos no estarán bajo control en ese momento", dijo Shane Fitzsimmons, responsable de los bomberos de Nueva Gales del Sur. Según él, la situación sólo estará bajo control dentro "varias semanas".

"Lo que necesitamos es que llueva. Que llueva mucho. Y las previsiones meteorológicas no indican que las condiciones actuales vayan a cambiar", dijo el responsable.

Foto Reuters

Unos 300 fuegos avivados por vientos fuertes, temperaturas elevadas y una vegetación seca se registraban el martes en el país, algunos de ellos a pocos kilómetros de Sidney. En total, ocupaban más de mil kilómetros.

"Las pérdidas, los daños y las consecuencias podrían haber sido inmensas", dijo Fitzsimmons.

Desde el vierners, los incendios en la costa este de Australia dejaron tres muertos, destruyeron 150 casas y obligaron a huir de sus hogares a miles de personas.

La polícia de Nueva Gales del Sur está aún investigando si algunos de estos incendios pueden ser provocados.

Cada año la inmensa isla continente sufre importantes incendios durante la primavera y el verano australianos pero en esta ocasión, la temporada de incendios se ha producido temprano y está siendo particularmente violenta.

Foto: AFP

|| Con información de AFP ||

Local

Obligan a trabajadores del Inegi a renunciar

Su contrato vencía el 17 de abril; les adeudan hasta seis mil pesos

Local

Conductores del SIT, abandonados a su suerte

El transporte público es una de las actividades esenciales durante la emergencia sanitaria, pero a los choferes los están "descansando" sin goce de sueldo

Local

Dif apoya a personas de la tercera edad en situación vulnerable

Aquellos que no tengan un apoyo familiar o social ante la contingencia sanitaria

Policiaca

[Video] Matan a hombre en la comunidad de San Judas Tadeo

Fue un lugareño quien realizó el reporte al ver que hombres llegaron con su víctima y le dispararon

Finanzas

Duda BofA que plan de AMLO genere dos millones de empleos

El banco de inversión estadounidense no dio a conocer una cifra, pero aseguró que habrá pérdidas netas en los empleos de los mexicanos

Sociedad

Aíslan a cerca de 40 empleados del SESNSP por riesgo de Covid-19

Esta medida se da luego de que David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información (CNI) de esta dependencia, presentara síntomas agudos de la enfermedad

Deportes

Diana García y Yamile Franco una dupla con garra en León femenil

Son una dupla de autentico miedo en el mediocampo de Las Fieras

Local

Los patógenos se mueven en rutas de transporte: investigador de la UNAM

Investigador de la UNAM reconoce que el uso para predicción de efectos del coronavirus "todavía es bajo"