/ miércoles 7 de febrero de 2024

Amenaza sin vigencia: el CSRL vs los policías

Desde junio de 2020 se viralizó la ira de El Marro en contra de los policías, esto tras un encuentro incómodo entre los elementos y la familia del huachicolero; una amenaza que parece no ceder

León, Gto.- En junio de 2020 capturaron a María, madre de José Antonio Yépez Ortíz, El Marro, el huachicolero y líder criminal más buscado de los últimos años en Guanajuato. Siete días después la liberaron, pero en el camino a casa, policías habrían colaborado con los enemigos del delincuente.

Motivo que provocó ira en El Marro y el cual derivó en una amenaza policial y el asesinato de tres policías. Esa amenaza al parecer recobró vigencia cuando capturaron a su hijo Luis Antonio, en enero de este año, desde ese día la Policía Municipal de Celaya, ha sufrido ocho atentados.


El pasado

El 29 de junio de ese mismo año, dos días después de la liberación de María del Penal de Puentecillas en Guanajuato capital, un video en el que se apreciaban un par de vehículos siendo revisados por elementos de la Policía Municipal de Silao, fue viralizado entre los diferentes medios de comunicación.

Aunque la imagen únicamente dejaba ver la revisión de las unidades sobre una carretera, la voz del huachicolero acompañaba la cinta.

En el audio, Yépez Ortiz daba cuenta de la supuesta colaboración entre los policías de Silao e integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación. Pues el tiempo que les llevó revisar las unidades, ayudó a que los enemigos del Cártel Santa Rosa de Lima se acercarán al lugar para tenderles una emboscada. En esa agresión, murió uno de los licenciados, defensor de la familia de El Marro.

“Este es un mensaje para la policía de Silao, Guanajuato. Ayer se prestaron a los jaliscos y pararon las unidades donde iba mi madre y los licenciados. Sabiendo que nada más iban puras mujeres y licenciados. Se prestaron con un filtro para esperar a que ellos (CJNG) les llegaran. Lo que no contaban es que ya las había cambiado a otro carro”, empieza el video que El Marro difundió.

Luego de que el ex líder del Santa Rosa de Lima, tuvo conocimiento de este encuentro, ordenó el asesinato de elementos de la corporación policial señalada. Era la madrugada del 29 de junio cuando cuatro elementos acudieron a un reporte que cayó al 911, al llegar al sitio señalado, en las inmediaciones de la Plaza la Joya en Silao, los oficiales fueron emboscados por un grupo de hombres armados.

Tres policías murieron y uno más resultó lesionado. Esa misma noche, un comandante de la policía del municipio de San José Iturbide fue asesinado cuando se enfrentó a hombres armados.

Al atardecer del lunes 29 de junio, El Marro difundió el video antes mencionado, ahí aseguró que él ordenó la agresión a los elementos en Silao.

“Le hago saber este audio, para que la gente y sus jefes, de toda la bola de corporaciones de diferentes municipios, chequen y no anden diciendo que se ‘mueren en el cumplimiento del deber’ y que no anden tirados al drama, que chequen sus familias en lo que andan. Lo que no contaban es que ya las había cambiado a otro carro, se pasaron y les voy a rajar su madre a toda la bola que anden con esos (refirió al CJNG) y díganles que den la cara, a ver si es lo mismo agarrar a pura gente que nada tiene que ver. Ahí mataron a uno de los licenciados de mi madre, pero bueno, han de pensar que de aquel lado no hay licenciados”, amaga el criminal en la cinta.

Luego de explicar todo lo que pasó tras la liberación de su madre, El Marro amenazó con hacer lo mismo con todos los policías municipales, incluyendo a los policías estatales.

“Y tu Alver (refiriéndose al secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, Alvar Cabeza de Vaca), amarra a tus fespes, eran los únicos que estaban afuera de Puentecillas, fueron los que encaminaron a mi familia, es con tu autorización, nadie hace nada sin que de unos las autorizaciones, ahí está la última vez en Villagrán que pusieron que pura gente armada.

Ya nada más disparan y después preguntan, pero bueno. Pónganse neutros, si bien no ayudan, no estorben y si me van a cargar la mano, cárguenla pareja a todos. Ya se los he dicho que, aunque estén del lado de los jaliscos, va a valer, ahí se los dejo demostrados, ahí les deje a los de la noche por pasados. Eso no se hace, den la cara”, dijo Yépez Ortiz.

Un mes después, la madrugada del 2 de agosto de 2020, El Marro fue capturado en Las Galleras, una granja en la comunidad de Franco Tavera, en Juventino Rosas.

Fueron varios los narcomensajes que El Marro lanzó amenazando a las corporaciones de seguridad, a ellos se refería como “fespes o fedepales”; el primero por las Fuerzas de Seguridad Públicas del Estado de Guanajuato y el segundo, por los elementos municipales que antes ejercieron como policías federales.

Dato: En Celaya, la Policía Municipal actualmente está conformada por casi la mitad de ex elementos de la entonces Policía Federal, mismos que fueron contratados cuando llegó Miguel Ángel Simental como director de la corporación. Simental fue coordinador de la Federal en Guanajuato.


El presente

El rencor que José Antonio Yépez Ortiz, El Marro, guarda en contra de los elementos de seguridad pública, parece no tener vigencia. Desde el 7 de enero de este año que capturaron a su hijo Luis Antonio en San Antonio de los Morales, comunidad del municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, -lugar donde se encuentra la casa familiar de los hermanos y padres de los Yépez Ortiz-, nueve elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSCC) de Celaya han sido blanco de ocho ataques a balazos. Entre las víctimas, además de policías, hay un bombero y un tránsito.

¿Por qué Celaya es el blanco? Cuando el Cártel Santa Rosa de Lima tuvo más recursos, la célula criminal conformó una fortaleza distribuida en los 15 pueblos en los que mayor influencia tenía.

Los poblados se dividían en varios municipios contiguos: Comonfort, Juventino Rosas, Villagrán y Celaya. Sin embargo, Celaya es el municipio más grande de la región y el más disputado entre el CSRL y CJNG.

Apenas, este lunes el secretario de Seguridad Ciudadana de Celaya, Jesús Ignacio Rivera Peralta, declaró que el tipo de artefactos que están utilizando los agresores es material de guerra.

“Y nosotros que estamos haciendo las detenciones, como Policía Municipal tenemos muy acotada la legislación y se tiene que atacar entre los tres ámbitos de gobierno, como se está haciendo de manera coordinada operativamente”.

El experto en seguridad señaló que por ser temas de delincuencia organizada, la responsabilidad de investigar recae en la corporaciones de seguridad nacionales y no únicamente en la Fiscalía General del Estado (FGE) quien lleva las investigaciones sin el apoyo necesario.


Los ataques en 2024

De acuerdo a un recuento de El Sol del Bajío, el primer hecho se dio el 7 de enero:

Felipe Jiménez Sánchez, elemento del Heroico Cuerpo de Bomberos fue asesinado a balazos cuando acudía a sofocar la quema de vehículos, cuando fue agredido por hombres en la esquina de Mutualismo y avenida Constituyentes. Bloqueos derivados de la captura del hijo de El Marro.

18 de enero: un elemento de la Policía Turística, resultó herido al ser atacado a balazos, sobre la calle presa Álvaro Obregón, cuando se encontraba realizando un operativo de supervisión de negocios de venta de bebidas alcohólicas junto a personal de la dirección de Fiscalización.

24 de enero: el más fatal para la cooperación, cuatro policías municipales murieron, al ser agredidos a balazos mientras realizaban trabajos de patrullaje sobre la carretera Celaya-Salvatierra, a la altura de la comunidad de Santa María del Refugio. Los cuatro elementos fueron policías federales.

25 de enero: un elemento de la dirección Tránsito y Policía Vial, fue asesinado cuando circulaba a bordo de su moto patrulla sobre el Eje Juan Pablo ll a la entrada del camino que conduce al edificio de Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

28 de enero: un policía municipal que realizaba trabajos de patrullaje en la colonia Tresguerras, fue atacado por hombres armados, provocando la muerte del elemento; derivado de ese hecho, los agresores aventaron granadas en la Comandancia Norte y en el C2 de la central de abastos las cuales no detonaron.

31 de enero: un policía municipal fue blanco de otra agresión a balazos en la comunidad de San Juan de la Vega quedando herido.

1 de febrero: dos policías perdieron la vida, al ser emboscados por hombres armados en la colonia Pelavacas cuando realizaban trabajos de patrullaje.

3 de febrero: un grupo de hombres armados atacaron la comandancia de la Policía Municipal de la comunidad de Rincón de Tamayo, en donde afortunadamente no hubo lesionados.

5 de febrero: elementos de la Policía Municipal fueron agredidos por desconocidos en la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Rancho Seco, mientras almorzaban en un local de comida, no hubo víctimas mortales ni lesionados.

León, Gto.- En junio de 2020 capturaron a María, madre de José Antonio Yépez Ortíz, El Marro, el huachicolero y líder criminal más buscado de los últimos años en Guanajuato. Siete días después la liberaron, pero en el camino a casa, policías habrían colaborado con los enemigos del delincuente.

Motivo que provocó ira en El Marro y el cual derivó en una amenaza policial y el asesinato de tres policías. Esa amenaza al parecer recobró vigencia cuando capturaron a su hijo Luis Antonio, en enero de este año, desde ese día la Policía Municipal de Celaya, ha sufrido ocho atentados.


El pasado

El 29 de junio de ese mismo año, dos días después de la liberación de María del Penal de Puentecillas en Guanajuato capital, un video en el que se apreciaban un par de vehículos siendo revisados por elementos de la Policía Municipal de Silao, fue viralizado entre los diferentes medios de comunicación.

Aunque la imagen únicamente dejaba ver la revisión de las unidades sobre una carretera, la voz del huachicolero acompañaba la cinta.

En el audio, Yépez Ortiz daba cuenta de la supuesta colaboración entre los policías de Silao e integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación. Pues el tiempo que les llevó revisar las unidades, ayudó a que los enemigos del Cártel Santa Rosa de Lima se acercarán al lugar para tenderles una emboscada. En esa agresión, murió uno de los licenciados, defensor de la familia de El Marro.

“Este es un mensaje para la policía de Silao, Guanajuato. Ayer se prestaron a los jaliscos y pararon las unidades donde iba mi madre y los licenciados. Sabiendo que nada más iban puras mujeres y licenciados. Se prestaron con un filtro para esperar a que ellos (CJNG) les llegaran. Lo que no contaban es que ya las había cambiado a otro carro”, empieza el video que El Marro difundió.

Luego de que el ex líder del Santa Rosa de Lima, tuvo conocimiento de este encuentro, ordenó el asesinato de elementos de la corporación policial señalada. Era la madrugada del 29 de junio cuando cuatro elementos acudieron a un reporte que cayó al 911, al llegar al sitio señalado, en las inmediaciones de la Plaza la Joya en Silao, los oficiales fueron emboscados por un grupo de hombres armados.

Tres policías murieron y uno más resultó lesionado. Esa misma noche, un comandante de la policía del municipio de San José Iturbide fue asesinado cuando se enfrentó a hombres armados.

Al atardecer del lunes 29 de junio, El Marro difundió el video antes mencionado, ahí aseguró que él ordenó la agresión a los elementos en Silao.

“Le hago saber este audio, para que la gente y sus jefes, de toda la bola de corporaciones de diferentes municipios, chequen y no anden diciendo que se ‘mueren en el cumplimiento del deber’ y que no anden tirados al drama, que chequen sus familias en lo que andan. Lo que no contaban es que ya las había cambiado a otro carro, se pasaron y les voy a rajar su madre a toda la bola que anden con esos (refirió al CJNG) y díganles que den la cara, a ver si es lo mismo agarrar a pura gente que nada tiene que ver. Ahí mataron a uno de los licenciados de mi madre, pero bueno, han de pensar que de aquel lado no hay licenciados”, amaga el criminal en la cinta.

Luego de explicar todo lo que pasó tras la liberación de su madre, El Marro amenazó con hacer lo mismo con todos los policías municipales, incluyendo a los policías estatales.

“Y tu Alver (refiriéndose al secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, Alvar Cabeza de Vaca), amarra a tus fespes, eran los únicos que estaban afuera de Puentecillas, fueron los que encaminaron a mi familia, es con tu autorización, nadie hace nada sin que de unos las autorizaciones, ahí está la última vez en Villagrán que pusieron que pura gente armada.

Ya nada más disparan y después preguntan, pero bueno. Pónganse neutros, si bien no ayudan, no estorben y si me van a cargar la mano, cárguenla pareja a todos. Ya se los he dicho que, aunque estén del lado de los jaliscos, va a valer, ahí se los dejo demostrados, ahí les deje a los de la noche por pasados. Eso no se hace, den la cara”, dijo Yépez Ortiz.

Un mes después, la madrugada del 2 de agosto de 2020, El Marro fue capturado en Las Galleras, una granja en la comunidad de Franco Tavera, en Juventino Rosas.

Fueron varios los narcomensajes que El Marro lanzó amenazando a las corporaciones de seguridad, a ellos se refería como “fespes o fedepales”; el primero por las Fuerzas de Seguridad Públicas del Estado de Guanajuato y el segundo, por los elementos municipales que antes ejercieron como policías federales.

Dato: En Celaya, la Policía Municipal actualmente está conformada por casi la mitad de ex elementos de la entonces Policía Federal, mismos que fueron contratados cuando llegó Miguel Ángel Simental como director de la corporación. Simental fue coordinador de la Federal en Guanajuato.


El presente

El rencor que José Antonio Yépez Ortiz, El Marro, guarda en contra de los elementos de seguridad pública, parece no tener vigencia. Desde el 7 de enero de este año que capturaron a su hijo Luis Antonio en San Antonio de los Morales, comunidad del municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, -lugar donde se encuentra la casa familiar de los hermanos y padres de los Yépez Ortiz-, nueve elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSCC) de Celaya han sido blanco de ocho ataques a balazos. Entre las víctimas, además de policías, hay un bombero y un tránsito.

¿Por qué Celaya es el blanco? Cuando el Cártel Santa Rosa de Lima tuvo más recursos, la célula criminal conformó una fortaleza distribuida en los 15 pueblos en los que mayor influencia tenía.

Los poblados se dividían en varios municipios contiguos: Comonfort, Juventino Rosas, Villagrán y Celaya. Sin embargo, Celaya es el municipio más grande de la región y el más disputado entre el CSRL y CJNG.

Apenas, este lunes el secretario de Seguridad Ciudadana de Celaya, Jesús Ignacio Rivera Peralta, declaró que el tipo de artefactos que están utilizando los agresores es material de guerra.

“Y nosotros que estamos haciendo las detenciones, como Policía Municipal tenemos muy acotada la legislación y se tiene que atacar entre los tres ámbitos de gobierno, como se está haciendo de manera coordinada operativamente”.

El experto en seguridad señaló que por ser temas de delincuencia organizada, la responsabilidad de investigar recae en la corporaciones de seguridad nacionales y no únicamente en la Fiscalía General del Estado (FGE) quien lleva las investigaciones sin el apoyo necesario.


Los ataques en 2024

De acuerdo a un recuento de El Sol del Bajío, el primer hecho se dio el 7 de enero:

Felipe Jiménez Sánchez, elemento del Heroico Cuerpo de Bomberos fue asesinado a balazos cuando acudía a sofocar la quema de vehículos, cuando fue agredido por hombres en la esquina de Mutualismo y avenida Constituyentes. Bloqueos derivados de la captura del hijo de El Marro.

18 de enero: un elemento de la Policía Turística, resultó herido al ser atacado a balazos, sobre la calle presa Álvaro Obregón, cuando se encontraba realizando un operativo de supervisión de negocios de venta de bebidas alcohólicas junto a personal de la dirección de Fiscalización.

24 de enero: el más fatal para la cooperación, cuatro policías municipales murieron, al ser agredidos a balazos mientras realizaban trabajos de patrullaje sobre la carretera Celaya-Salvatierra, a la altura de la comunidad de Santa María del Refugio. Los cuatro elementos fueron policías federales.

25 de enero: un elemento de la dirección Tránsito y Policía Vial, fue asesinado cuando circulaba a bordo de su moto patrulla sobre el Eje Juan Pablo ll a la entrada del camino que conduce al edificio de Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

28 de enero: un policía municipal que realizaba trabajos de patrullaje en la colonia Tresguerras, fue atacado por hombres armados, provocando la muerte del elemento; derivado de ese hecho, los agresores aventaron granadas en la Comandancia Norte y en el C2 de la central de abastos las cuales no detonaron.

31 de enero: un policía municipal fue blanco de otra agresión a balazos en la comunidad de San Juan de la Vega quedando herido.

1 de febrero: dos policías perdieron la vida, al ser emboscados por hombres armados en la colonia Pelavacas cuando realizaban trabajos de patrullaje.

3 de febrero: un grupo de hombres armados atacaron la comandancia de la Policía Municipal de la comunidad de Rincón de Tamayo, en donde afortunadamente no hubo lesionados.

5 de febrero: elementos de la Policía Municipal fueron agredidos por desconocidos en la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Rancho Seco, mientras almorzaban en un local de comida, no hubo víctimas mortales ni lesionados.

frontpage

Reconoce Observatorio Nacional Ciudadano propuestas de Libia García en seguridad

Francisco Rivas, presidente del Observatorio Nacional Ciudadano, destacó que Libia Dennise García sí completó en su totalidad el cuestionario de 300 preguntas

Local

Denuncia Alejandra Gutiérrez presencia y presunta intimidación de la Guardia Nacional en sus mítines

Añadió que en lo personal, no solicitó la ayuda de la Guardia Nacional para resguardarla en sus visitas a las colonias de la ciudad

Local

Alejandra detecta campaña sucia en su contra en redes sociales y con publicidad

Candidata del PAN en León denuncia campaña sucia y desenmascara falsedades en su contra

Local

Abrirá Parque Metropolitano acceso en Zona de Pescadores

Fueron alrededor de 22 familias de pescadores que se quedaron sin trabajo