/ sábado 12 de junio de 2021

Estrena México su tercer unicornio, Clip

En menos de un año, tres startups mexicanas alcanzaron un valor superior a mil millones de dólares

En menos de un año, tres empresas mexicanas superaron el valor de mil millones de dólares y se colaron al selecto grupo de unicornios en Latinoamérica.

La más reciente fue la firma de pagos digitales Clip, que esta semana recibió una inversión de 250 millones de dólares por parte de SoftBank Latin American Fund y Viking Global Investors.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Con esta inversión la compañía dio a conocer que su valuación se elevó a casi dos mil millones de dólares y logró la designación de unicornio.

“Los recursos nos permitirán continuar creciendo agresivamente y continuar construyendo la plataforma operativa de México para el comercio”, dijo Adolfo Babatz, director general y fundador de Clip.

Sin la necesidad de contratos o cuotas, Clip permite a cualquier comercio aceptar pagos con tarjeta de crédito, débito, vales y puntos de forma fácil y rápida.

Sus clientes, la mayoría pequeños comercios, registran su CLABE interbancaria y reciben el dinero hasta en 24 horas hábiles sin la necesidad de haber gastado 20 mil pesos, que es lo que cuesta una terminal bancaria tradicional.

El paquete más básico de Clip cuesta apenas 300 pesos y se puede comprar en tiendas de conveniencia.

Clip fue creada por Adolfo Babatz, quien fue asesor en Grupo Kuo – uno de los conglomerados más grandes de México con inversiones dentro de los ramos alimenticio, químico y automotriz– y analista para The Carlyle Group.

Además, durante cuatro años Babatz estuvo a cargo de las operaciones de Pay-Pal en México y fue gerente de producto y lealtad para la región de América Latina.

Clip fue fundada en 2012 y cuenta con 600 empleados.

¿QUÉ ES UN UNICORNIO?

Las empresas llamadas unicornios son aquellas startups -con menos de 10 años de operación-, que logran superar un valor comercial de mil millones de dólares.

Aileen Lee, fundadora de la firma de inversión de capital de riesgo Cowboy Ventures, fue la primera en introducir el término hacia finales de 2013, refiriéndose principalmente a compañías tecnológicas que alcanzan dicho valor en su etapa inicial, es decir, cuando se encuentra en proceso de levantamiento de capital.

▶️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Esta referencia al animal mítico se debió a que hace apenas unos años era casi una fantasía para una empresa nueva o startup alcanzar ese valor de mercado.

Pero para convertirse en unicornio las empresas deben tener otras características, además de las ya mencionadas: debe ser considerada nueva, con menos de 10 años en el mercado, dar respuesta a nuevas necesidades de los consumidores.

El financiamiento debe ser privado, no cotizar en la bolsa de valores y, principalmente, ser una empresa disruptiva.

Grandes compañías pasaron por este proceso y luego salieron a la bolsa, como fue el caso de Facebook y Airbnb.

La primera empresa mexicana en alcanzar la categoría de unicornio fue Kavak, dedicada a la compra y venta de automóviles usados a través de internet, que en octubre del año pasado alcanzó una valuación superior a los mil 150 millones de dólares.

En abril la empresa anunció que levantó 485 millones de dólares en su cuarta ronda de inversión con lo que alcanzó una valoración de cuatro mil millones de dólares, lo que la convierte en la startup más valiosa en México y la cuarta en América Latina.

Softbank, Greenoak, DST Global, Kaszek Ventures, QED Investors, General Atlantic, D1 Capital, Founders Fund, Ribbit, Bond y Founders Fund son algunos inversionistas que han confiado en esta plataforma, la cual salió de México para expandir sus operaciones en Argentina y Brasil.

Bitso, que opera una plataforma de intercambio de monedas virtuales, se convirtió en el segundo unicornio mexicano en mayo de este año cuando levantó 250 millones de dólares en una ronda de inversión con los que logró una valuación de dos mil 200 millones de dólares.

El logro fue impulsado por fondos internacionales como Tiger Global y Coatue, además de otros como Paradigm, BOND & Valor Capital Group.

Es así que empresas mexicanas se ponen a la par de unicornios latinoamericanos como Rappi, Mercado Libre, Despegar, Nu Bank y Totvs.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

En menos de un año, tres empresas mexicanas superaron el valor de mil millones de dólares y se colaron al selecto grupo de unicornios en Latinoamérica.

La más reciente fue la firma de pagos digitales Clip, que esta semana recibió una inversión de 250 millones de dólares por parte de SoftBank Latin American Fund y Viking Global Investors.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Con esta inversión la compañía dio a conocer que su valuación se elevó a casi dos mil millones de dólares y logró la designación de unicornio.

“Los recursos nos permitirán continuar creciendo agresivamente y continuar construyendo la plataforma operativa de México para el comercio”, dijo Adolfo Babatz, director general y fundador de Clip.

Sin la necesidad de contratos o cuotas, Clip permite a cualquier comercio aceptar pagos con tarjeta de crédito, débito, vales y puntos de forma fácil y rápida.

Sus clientes, la mayoría pequeños comercios, registran su CLABE interbancaria y reciben el dinero hasta en 24 horas hábiles sin la necesidad de haber gastado 20 mil pesos, que es lo que cuesta una terminal bancaria tradicional.

El paquete más básico de Clip cuesta apenas 300 pesos y se puede comprar en tiendas de conveniencia.

Clip fue creada por Adolfo Babatz, quien fue asesor en Grupo Kuo – uno de los conglomerados más grandes de México con inversiones dentro de los ramos alimenticio, químico y automotriz– y analista para The Carlyle Group.

Además, durante cuatro años Babatz estuvo a cargo de las operaciones de Pay-Pal en México y fue gerente de producto y lealtad para la región de América Latina.

Clip fue fundada en 2012 y cuenta con 600 empleados.

¿QUÉ ES UN UNICORNIO?

Las empresas llamadas unicornios son aquellas startups -con menos de 10 años de operación-, que logran superar un valor comercial de mil millones de dólares.

Aileen Lee, fundadora de la firma de inversión de capital de riesgo Cowboy Ventures, fue la primera en introducir el término hacia finales de 2013, refiriéndose principalmente a compañías tecnológicas que alcanzan dicho valor en su etapa inicial, es decir, cuando se encuentra en proceso de levantamiento de capital.

▶️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Esta referencia al animal mítico se debió a que hace apenas unos años era casi una fantasía para una empresa nueva o startup alcanzar ese valor de mercado.

Pero para convertirse en unicornio las empresas deben tener otras características, además de las ya mencionadas: debe ser considerada nueva, con menos de 10 años en el mercado, dar respuesta a nuevas necesidades de los consumidores.

El financiamiento debe ser privado, no cotizar en la bolsa de valores y, principalmente, ser una empresa disruptiva.

Grandes compañías pasaron por este proceso y luego salieron a la bolsa, como fue el caso de Facebook y Airbnb.

La primera empresa mexicana en alcanzar la categoría de unicornio fue Kavak, dedicada a la compra y venta de automóviles usados a través de internet, que en octubre del año pasado alcanzó una valuación superior a los mil 150 millones de dólares.

En abril la empresa anunció que levantó 485 millones de dólares en su cuarta ronda de inversión con lo que alcanzó una valoración de cuatro mil millones de dólares, lo que la convierte en la startup más valiosa en México y la cuarta en América Latina.

Softbank, Greenoak, DST Global, Kaszek Ventures, QED Investors, General Atlantic, D1 Capital, Founders Fund, Ribbit, Bond y Founders Fund son algunos inversionistas que han confiado en esta plataforma, la cual salió de México para expandir sus operaciones en Argentina y Brasil.

Bitso, que opera una plataforma de intercambio de monedas virtuales, se convirtió en el segundo unicornio mexicano en mayo de este año cuando levantó 250 millones de dólares en una ronda de inversión con los que logró una valuación de dos mil 200 millones de dólares.

El logro fue impulsado por fondos internacionales como Tiger Global y Coatue, además de otros como Paradigm, BOND & Valor Capital Group.

Es así que empresas mexicanas se ponen a la par de unicornios latinoamericanos como Rappi, Mercado Libre, Despegar, Nu Bank y Totvs.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Local

Firman convenio 46 alcaldes de Guanajuato para ser parte de Planet Youth

Los 46 ayuntamientos serán parte del programa científico de atención y prevención a las adicciones

Local

BJX Aerospace será referente de la industria en México: Diego Sinhue

El gobernador de Guanajuato reconoció los esfuerzos que ha tenido la empresa Horizontec para la creación del primer avión mexicano en Celaya

Local

Garantizar mejores salarios, el reto para la mentefactura: SITIMM

El líder sindical Alejandro Rangel aseguró que esta estrategia por la industria del conocimiento debe evitar el camino que tomó el sector automotriz, de abaratar sueldos

Local

Podrían aperturar legalización de carros a mediados de año

La posibilidad de que de autorice la legalización en el centro del país en el transcurso del año es alta

Gossip

Carlos Cuarón hace una comedia negra sobre la vulnerabilidad del ser humano

El cineasta estrena Amalgama, en su tercera película en la que retrata a la mujer del siglo XXI y reflexiona sobre el amor, la redención y el dolor

Gossip

"El vicio de cantar 1965-2022", será la última gira de Joan Manuel Serrat.

El cantautor y compositor con carrera musical de más de cincuenta años

Moda

Gianni Versace glorificó las pasarelas y la front row

Hoy, el modisto italiano hubiera cumplido 75 años y a pesar de su ausencia, la firma sigue cosechando éxitos como sus nuevas plataformas Medusa Aevitas 

Gossip

Los Amigos Invisibles preparan un cóctel de éxitos para su concierto

Los Amigos Invisibles dicen que si supieran hacer reguetón estarían nadando en dinero