/ domingo 2 de agosto de 2020

Detienen a "El Marro" en Guanajuato; tenía secuestrada a empresaria

Conforme pase el día, será ampliada la información por parte de la autoridad federal y estatal

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). La sexta fue la vencida. José Antonio N., alias El Marro y presunto líder del Cártel Santa Rosa de Lima, no pudo emprender una más de sus escurridizas huidas, como sí lo hizo en cinco ocasiones desde marzo de 2019, y fue detenido en un operativo conjunto entre el Ejército Mexicano y la Fiscalía General del Estado implementado durante la madrugada del domingo en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas.

El último refugio de El Marro, el presunto delincuente que saltó a la fama criminal por dedicarse al robo de hidrocarburo y por mantener una encarnizada disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación por la venta de droga en Guanajuato, fue un rancho ubicado entre las comunidades de Franco Tavera y La Esperanza, en Juventino Rosas, donde hay una red de 15 pueblos de difícil acceso y los cuales daban protección al líder huachicolero, pues incluso, varios de los habitantes de esa zona estaban dentro de la nómina del grupo criminal.

“#InformaciónRelevante Fuerzas federales y estatales han logrado la detención de “El Marro” principal líder de un grupo criminal que operaba en la región Laja-Bajío del Estado de Guanajuato” (sic), se leyó en el tuit que la Fiscalía General del Estado posteó a través de su cuenta oficial a las 7:52 de la mañana del domingo, el cual venía acompañado de dos fotografías de El Marro, con una sudadera gris de capucha, un pantalón de mezclilla y una botas en color camel.

Un minuto después, Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, también confirmó la detención de El Marro y reconocía que la captura se logró gracias un trabajo coordinado entre el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado.

Objetivo criminal

José Antonio N., alias El Marro, fue considerado por el actual Gobierno Federal como uno de los objetivos criminales prioritarios, por ser uno de los delincuentes más sanguinarios de los últimos tiempos, sobre en la región considerada como su zona por su influencia, en los límites de Guanajuato y Querétaro.

En mayo de 2017, el entonces comandante de la 16/a. Zona Militar, Arturo Velázquez Bravo y quien actualmente es el subdirector de Salvaguarda de Petróleos Mexicanos en el combate al robo de hidrocarburo, dio a conocer que el principal ladrón de combustible era un sujeto a quien apodaba El Marro y quien tenía su zona de operación en la comunidad de Santa Rosa de Lima, en el municipio de Villagrán.

“El Marro tiene más de ocho años operando, me extraña que no lo conozcan”, dijo en aquel entonces el general Arturo Velázquez Bravo, quien dijo que era tal el robo de combustible, que en una ocasión detectaron una manguera de más de 2.6 kilómetros de longitud conectada desde un ducto hasta una zona de almacenamiento.

En octubre de ese 2017, El Marro apareció en la escena nacional, al grabar un video con un grupo de hombres armados a su espalda, donde retaban a otra agrupación delictiva para disputarse el territorio guanajuatense; ese mismo año, en Guanajuato se disparó el robo de combustible, pues Pemex reportó que fueron detectados mil 952 tomas clandestinas en el estado.

De ladrón de transportistas a líder criminal

La historia delictiva de José Antonio N. data casi desde 2005, pues en ese entonces se dedicaba al robo de transportistas y al trasiego de estupefacientes, pues presuntamente formaba parte de la célula criminal que Los Zetas tenían en Guanajuato.


En 2008, El Marro fue detenido por los delitos de robo de transporte y delincuencia organizada en su modalidad de trasiego de estupefacientes, pero fue liberado por presuntas violaciones al ebido proceso durante su detención y tras pagar una fianza, recuperó la libertad en 2010.

Tras salir de prisión, El Marro siguió delinquiendo en el robo a transportistas, hasta que en 2014, El Marro conoció a David Rogel Figueroa, alias El Güero, quien para entonces se dedicaba al robo de hidrocarburo a través de los ductos de Petróleos Mexicanos que pasaban por la zona de Guanajuato, sobre todo el Tula-Salamanca y el Salamanca-León.

Ambos formaron el Cártel Santa Rosa de Lima y pronto se asociaron con los hermanos Noe, Fabián y Luis Lara Belmán, a quienes apodan El Puma, La Vieja y El Tortugo, respectivamente, para realizar el robo de hidrocarburo a grandes dimensiones, incluso con la presunta complicidad tras sobornar a autoridades de la refinería de Salamanca.

El criminal que amenazó al presidente de México

En 2017, el Cartel Santa Rosa de Lima comenzó a cobrar notoriedad, sobre todo por hacer uso de las redes sociales para amenazar a sus rivales a través de publicaciones y videos, además por dejarles mensajes tras haberlos asesinado, ya fuera en cartulinas o lonas.

Inclusive, en 2019, El Marro presuntamente amenazó públicamente en dos ocasiones al presidente Andrés Manuel López Obrador, una en enero y otra en abril, como represalia por los operativos federales desplegados en su zona de influencia para detenerlo; en ese año, El Marro se escapó en tres ocasiones, mientras que en 2020 fueron dos las que huyó; fue hasta el sexto intento cuando el que es señalado como principal líder criminal fue detenido sin disparar un solo tiro.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


⬇️Da clic aquí⬇️

IRAPUATO, Gto. (OEM-Informex). La sexta fue la vencida. José Antonio N., alias El Marro y presunto líder del Cártel Santa Rosa de Lima, no pudo emprender una más de sus escurridizas huidas, como sí lo hizo en cinco ocasiones desde marzo de 2019, y fue detenido en un operativo conjunto entre el Ejército Mexicano y la Fiscalía General del Estado implementado durante la madrugada del domingo en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas.

El último refugio de El Marro, el presunto delincuente que saltó a la fama criminal por dedicarse al robo de hidrocarburo y por mantener una encarnizada disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación por la venta de droga en Guanajuato, fue un rancho ubicado entre las comunidades de Franco Tavera y La Esperanza, en Juventino Rosas, donde hay una red de 15 pueblos de difícil acceso y los cuales daban protección al líder huachicolero, pues incluso, varios de los habitantes de esa zona estaban dentro de la nómina del grupo criminal.

“#InformaciónRelevante Fuerzas federales y estatales han logrado la detención de “El Marro” principal líder de un grupo criminal que operaba en la región Laja-Bajío del Estado de Guanajuato” (sic), se leyó en el tuit que la Fiscalía General del Estado posteó a través de su cuenta oficial a las 7:52 de la mañana del domingo, el cual venía acompañado de dos fotografías de El Marro, con una sudadera gris de capucha, un pantalón de mezclilla y una botas en color camel.

Un minuto después, Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, también confirmó la detención de El Marro y reconocía que la captura se logró gracias un trabajo coordinado entre el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado.

Objetivo criminal

José Antonio N., alias El Marro, fue considerado por el actual Gobierno Federal como uno de los objetivos criminales prioritarios, por ser uno de los delincuentes más sanguinarios de los últimos tiempos, sobre en la región considerada como su zona por su influencia, en los límites de Guanajuato y Querétaro.

En mayo de 2017, el entonces comandante de la 16/a. Zona Militar, Arturo Velázquez Bravo y quien actualmente es el subdirector de Salvaguarda de Petróleos Mexicanos en el combate al robo de hidrocarburo, dio a conocer que el principal ladrón de combustible era un sujeto a quien apodaba El Marro y quien tenía su zona de operación en la comunidad de Santa Rosa de Lima, en el municipio de Villagrán.

“El Marro tiene más de ocho años operando, me extraña que no lo conozcan”, dijo en aquel entonces el general Arturo Velázquez Bravo, quien dijo que era tal el robo de combustible, que en una ocasión detectaron una manguera de más de 2.6 kilómetros de longitud conectada desde un ducto hasta una zona de almacenamiento.

En octubre de ese 2017, El Marro apareció en la escena nacional, al grabar un video con un grupo de hombres armados a su espalda, donde retaban a otra agrupación delictiva para disputarse el territorio guanajuatense; ese mismo año, en Guanajuato se disparó el robo de combustible, pues Pemex reportó que fueron detectados mil 952 tomas clandestinas en el estado.

De ladrón de transportistas a líder criminal

La historia delictiva de José Antonio N. data casi desde 2005, pues en ese entonces se dedicaba al robo de transportistas y al trasiego de estupefacientes, pues presuntamente formaba parte de la célula criminal que Los Zetas tenían en Guanajuato.


En 2008, El Marro fue detenido por los delitos de robo de transporte y delincuencia organizada en su modalidad de trasiego de estupefacientes, pero fue liberado por presuntas violaciones al ebido proceso durante su detención y tras pagar una fianza, recuperó la libertad en 2010.

Tras salir de prisión, El Marro siguió delinquiendo en el robo a transportistas, hasta que en 2014, El Marro conoció a David Rogel Figueroa, alias El Güero, quien para entonces se dedicaba al robo de hidrocarburo a través de los ductos de Petróleos Mexicanos que pasaban por la zona de Guanajuato, sobre todo el Tula-Salamanca y el Salamanca-León.

Ambos formaron el Cártel Santa Rosa de Lima y pronto se asociaron con los hermanos Noe, Fabián y Luis Lara Belmán, a quienes apodan El Puma, La Vieja y El Tortugo, respectivamente, para realizar el robo de hidrocarburo a grandes dimensiones, incluso con la presunta complicidad tras sobornar a autoridades de la refinería de Salamanca.

El criminal que amenazó al presidente de México

En 2017, el Cartel Santa Rosa de Lima comenzó a cobrar notoriedad, sobre todo por hacer uso de las redes sociales para amenazar a sus rivales a través de publicaciones y videos, además por dejarles mensajes tras haberlos asesinado, ya fuera en cartulinas o lonas.

Inclusive, en 2019, El Marro presuntamente amenazó públicamente en dos ocasiones al presidente Andrés Manuel López Obrador, una en enero y otra en abril, como represalia por los operativos federales desplegados en su zona de influencia para detenerlo; en ese año, El Marro se escapó en tres ocasiones, mientras que en 2020 fueron dos las que huyó; fue hasta el sexto intento cuando el que es señalado como principal líder criminal fue detenido sin disparar un solo tiro.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


⬇️Da clic aquí⬇️

Local

Régimen de confianza en México mejorará la economía del país

El Régimen de Confianza basará el pago del impuesto a una tasa mínima aplicada a los ingresos sin requerir deducciones

Local

En crisis transporte escolar, reportan operación al 30% en León

Para brindar el servicio tuvieron que invertir aproximadamente 10 mil pesos por unidad, para dar el mantenimiento adecuado a las mismas

Local

Falta estrategia integral en León para obtener resultados ante el crimen organizado: Alcántara Soria

Tanto a nivel municipal, nacional y estatal, se debe de trabajar una coordinación con perspectiva de la prevención, de las violencias y las delincuencias

Local

Consterna muerte de Ángel García "El Donitas"

Fue un conocido comerciante que dedicó parte de su vida a ayudar a jóvenes con adicciones

Deportes

Vive Liga Comercial jornada de alta intensidad

Los que han madurado y ahora disfrutan la ‘dulce victoria’ es Frutería Ramírez

Deportes

Celebra Cristo Rey el grito de gol

De cara a la jornada 18 a desarrollarse el fin de semana, la Liga Cristo Rey anunció medidas como la descalificación de Cae Gordos que no se presentó a su último partido

Deportes

Reprograman torneo de voleibol en Módulo Azteca

Para incentivar la participación de los equipos que se registren al campeón y subcampeón se le entregará un premio económico