/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Policiaca

Recortes presupuestales ponen en riesgo salud pública del mexicano

Consideró Alejandra Reynoso Sánchez, Senadora del Partido Acción Nacional por Guanajuato

Local

Formalizan colaboración Index y Apimex

En colaboración Apimex e Index, junto con Cofoce desarrollaron el primer encuentro de negocios en el marco de la 53 edición de Anpic

Local

Continúa la lucha por estancias infantiles

Continúa la lucha por devolver las garantías y derechos a los infantes

Futbol

El Nou Camp se hará sentir en la final de la Liga MX

El mediocampista costarricense Joel Campbell aseguró que La Fiera puede darle la vuelta en casa, aun cuando Tigres se caracteriza por realizar sólidos planteamientos defensivos

Policiaca

Recortes presupuestales ponen en riesgo salud pública del mexicano

Consideró Alejandra Reynoso Sánchez, Senadora del Partido Acción Nacional por Guanajuato

Local

Continúa la lucha por estancias infantiles

Continúa la lucha por devolver las garantías y derechos a los infantes

Local

Participan en construcción un gobierno abierto en Guanajuato

Dio a conocer los siete compromisos plan de acción: Juzgar con perspectiva de género, Mejora en servicios educativos: Programa Equidad, Regional, Parlamento Abierto, Modelo de datos abiertos, Transparencia presupuestaria, Prevención de la salud, Gobierno ciudadano.

Local

Formalizan colaboración Index y Apimex

En colaboración Apimex e Index, junto con Cofoce desarrollaron el primer encuentro de negocios en el marco de la 53 edición de Anpic

Futbol

Tigres aventaja en la final y “El Tuca” guarda silencio

Será una postura para dar crédito total a sus jugadores, sin embargo, sorprende que el estratega universitario haga mutis total en esta instancia