/ lunes 1 de junio de 2020

Adiós a la gasolina más barata en Venezuela

El líder opositor Juan Guaidó rechazó el aumento y convocó a una sesión extraordinaria del Legislativo para debatir el tema

CARACAS. Los venezolanos perderán hoy el privilegio de decir que su gasolina es la más barata del mundo después de que el gobierno del socialista Nicolás Maduro anunciara un sustancial aumento que, en algunos casos, dejará el precio del carburante en 0.50 dólares por litro.

La medida, que entra en vigor hoy, era esperada desde principios de semana, luego de que Maduro advirtiera que los embarques de gasolina que llegaron recientemente de Irán, y en medio de una severa escasez, se compraron en dólares y deben venderse en dólares.

"Ha llegado la hora de avanzar hacia una nueva política (de precios)", dijo Maduro. El gobierno implementará una política de subsidios que permitirá la compra de 120 litros mensuales a un precio de 5 mil bolívares o 0.2 dólares por litro, según la tasa actual de cambio del Banco Central de Venezuela.

Bajo este esquema, los motoristas, una población que se hizo grande después que inició en 2014 la crisis que aun perdura, sólo podrán cargar 60 litros a precios subsidiados cada mes.

Pero después de este consumo, los venezolanos tendrán que pagar 0.50 dólares por litro, un precio insalvable para muchos en un país donde el salario mínimo, que perciben cerca de 7 millones de personas, es menor a los dos dólares mensuales.

Antes del aumento anunciado, el precio de la gasolina más cara en Venezuela, la de 95 octanos, era de 0.00006 bolívares.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

CARACAS. Los venezolanos perderán hoy el privilegio de decir que su gasolina es la más barata del mundo después de que el gobierno del socialista Nicolás Maduro anunciara un sustancial aumento que, en algunos casos, dejará el precio del carburante en 0.50 dólares por litro.

La medida, que entra en vigor hoy, era esperada desde principios de semana, luego de que Maduro advirtiera que los embarques de gasolina que llegaron recientemente de Irán, y en medio de una severa escasez, se compraron en dólares y deben venderse en dólares.

"Ha llegado la hora de avanzar hacia una nueva política (de precios)", dijo Maduro. El gobierno implementará una política de subsidios que permitirá la compra de 120 litros mensuales a un precio de 5 mil bolívares o 0.2 dólares por litro, según la tasa actual de cambio del Banco Central de Venezuela.

Bajo este esquema, los motoristas, una población que se hizo grande después que inició en 2014 la crisis que aun perdura, sólo podrán cargar 60 litros a precios subsidiados cada mes.

Pero después de este consumo, los venezolanos tendrán que pagar 0.50 dólares por litro, un precio insalvable para muchos en un país donde el salario mínimo, que perciben cerca de 7 millones de personas, es menor a los dos dólares mensuales.

Antes del aumento anunciado, el precio de la gasolina más cara en Venezuela, la de 95 octanos, era de 0.00006 bolívares.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Local

Ricardo Sheffield deja la Profeco, va por la alcaldía de León

Ricardo Sheffield Padilla ha sido el Procurador del Consumidor desde el inicio de la administración del Presidente de la República

Policiaca

[VIDEO] Asesinan a tres jóvenes en taller de motos en Celaya

El ataque armado se registró sobre la calle 10 de Mayo del Barrio de San Juan

Local

Nulo apoyo federal al campo en 2020

Tecnificación de parcelas ha permitido tener alimentos, que si no…

Local

Llegada de Sheffield como aspirante, suma a la democracia

El empresario Luis Ruíz, uno de los apuntados para contender por el Ayuntamiento de León con Morena afirma que honrará lo que determine la Comisión Nacional de Elecciones

Local

Reforma energética de AMLO es anticonstitucional: Wera Reynoso

En cuanto sea publicada en el DOF se interpondrá el recurso ante la SCJN

Local

Sin siniestralidad en las presas de León

El director de Desarrollo Rural señala que los embalses de captación tienen agua, pero reconoce que si las temperaturas continúan en ascenso “se prenderían los focos rojos”