/ miércoles 15 de julio de 2020

Conago se reunirá en medio de divisiones internas

Mañana, los gobernadores se juntarán con la titular de Segob para hablar de Covid, economía y T-MEC

La evolución de la epidemia de Covid-19, la reapertura económica y las acciones para arrancar el T-MEC son los temas que abordará la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) abordará al retomar el día de mañana el diálogo con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Con esa sesión se prevé que arranque el proceso de sucesión en la presidencia de la Conferencia, cargo que dejará el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, en manos de su homólogo de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López.

El desafío en esta nueva etapa la Conago es lograr mantenerse en un frente único frente al gobierno, según funcionarios estatales y politólogos que comentaron hace dos semanas a El Sol de México, cuando revelaron que la conferencia se encuentra “en crisis” o “perdió su esencia”, de manera que dos grupos se disputan el liderazgo de la agenda de interlocución con el gobierno federal.

Por un lado se encuentra la Alianza Federalista y por otro la Alianza del Bajío integradas por 12 gobernadores que tuvieron un primer acercamiento con la integración de una mesa de diálogo bajo la idea de crear un federalismo cooperativo que resuelva la coyuntura: la emergencia sanitaria y luego, detonar el desarrollo sustentable con un enfoque regional. Al darlo a conocer informaron que la primera está integrada por los gobernadores de Coahuila, Tamaulipas, Durango, Michoacán, Colima, Chihuahua y Nuevo León, en donde están los mandatarios más activos, los que reclamaron al gobierno federal las medidas de emergencia en medio de la crisis de la epidemia por Covid-19.

La Alianza del Bajío es el otro grupo, integrada por los gobernadores de San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes, quienes en medio de la epidemia plantearon una agenda más de tipo económico frente a la reapertura y la instalación de semáforos.

Por separado se encuentra la Asociación de Gobernadores del PAN (GoAN), integrado por Aguascalientes, Querétaro, Yucatán, Tamaulipas, Chihuahua, Baja California Sur, Quintana Roo y Durango, se presentan como una fuerza que de forma paralela plantea una agenda más partidista en contraste con la anterior.

Con el relevo en la presidencia de la Conago hay quienes demandan que la agrupación recupere su presencia como frente de interlocución con el gobierno del presidente López Obrador.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La evolución de la epidemia de Covid-19, la reapertura económica y las acciones para arrancar el T-MEC son los temas que abordará la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) abordará al retomar el día de mañana el diálogo con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Con esa sesión se prevé que arranque el proceso de sucesión en la presidencia de la Conferencia, cargo que dejará el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, en manos de su homólogo de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López.

El desafío en esta nueva etapa la Conago es lograr mantenerse en un frente único frente al gobierno, según funcionarios estatales y politólogos que comentaron hace dos semanas a El Sol de México, cuando revelaron que la conferencia se encuentra “en crisis” o “perdió su esencia”, de manera que dos grupos se disputan el liderazgo de la agenda de interlocución con el gobierno federal.

Por un lado se encuentra la Alianza Federalista y por otro la Alianza del Bajío integradas por 12 gobernadores que tuvieron un primer acercamiento con la integración de una mesa de diálogo bajo la idea de crear un federalismo cooperativo que resuelva la coyuntura: la emergencia sanitaria y luego, detonar el desarrollo sustentable con un enfoque regional. Al darlo a conocer informaron que la primera está integrada por los gobernadores de Coahuila, Tamaulipas, Durango, Michoacán, Colima, Chihuahua y Nuevo León, en donde están los mandatarios más activos, los que reclamaron al gobierno federal las medidas de emergencia en medio de la crisis de la epidemia por Covid-19.

La Alianza del Bajío es el otro grupo, integrada por los gobernadores de San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes, quienes en medio de la epidemia plantearon una agenda más de tipo económico frente a la reapertura y la instalación de semáforos.

Por separado se encuentra la Asociación de Gobernadores del PAN (GoAN), integrado por Aguascalientes, Querétaro, Yucatán, Tamaulipas, Chihuahua, Baja California Sur, Quintana Roo y Durango, se presentan como una fuerza que de forma paralela plantea una agenda más partidista en contraste con la anterior.

Con el relevo en la presidencia de la Conago hay quienes demandan que la agrupación recupere su presencia como frente de interlocución con el gobierno del presidente López Obrador.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

"Orugas" con cubrebocas transportan a usuarios indiferentes

Colocan calcomanías en unidades articuladas pero los pasajeros hacen caso omiso

Policiaca

Naranja no significa relajar medidas

La Secretaría de Salud de Guanajuato hace un llamado a la población a mantener el distanciamiento social y evitar lugares cerrados sin ventilación, ni luz natural

Policiaca

[Video] Matan a dentista en su domicilio en la Industrial

El hecho fue reportado en la calle Pénjamo esquina con Abasolo

Finanzas

Consumo privado tiene su peor momento; cae 23.5% en mayo

El informe del Inegi destaca que los consumidores nacionales eligieron comprar mercancías nacionales sobre las importadas

Policiaca

Detienen a cuatro hampones en León I

Luego de que ingresarán a robar a un negocio de baterías para auto

Realeza

Rey Juan Carlos I se exilió para salvar a la monarquía española

El rey Juan Carlos I se encuentra envuelto en una serie de escándalos por corrupción

Mundo

Trump dice que es posible tener vacuna contra Covid-19 antes de elecciones de EU

La previsión del presidente es más optimista respecto a la expresada por los expertos en salud de la Casa Blanca