imagotipo

Surgen en León posibles casos de Tosferina

  • Ignacio Ramírez
  • en Local

@nachomxn

Se deberán esperar los debidos análisis de laboratorio para determinar si la causa de muerte en un bebé de 8 meses, hijo de jornaleros instalados en Guanajuato y que ha provocado que otro niño permanezca internado, probablemente se trate de tosferina.

“El síndrome coqueluchoide es tos, estridor laríngeo, en fin, es un cuadro respiratorio y se toman muestras para hacer cultivos y se confirma o no si es tosferina o no es; ya se tomaron 7 muestras en niños contacto el pasado 14 de junio y estamos esperando el resultado del cultivo”, comentó el director de Salud municipal, Mario Sopeña Mata.

Sin embargo aún no es posible descartar una posible pandemia de esta enfermedad, pues actualmente el segundo caso ya se encuentra bajo tratamiento; se trata de Erasmo, un niño de un año de edad y hasta el momento está internado en el Hospital Pediátrico de León bajo un tratamiento a base de claritromicina y se encuentra fuera de peligro.

surtidora_departamental

“Va evolucionando bien el niño y estamos esperando los resultados de los cultivos de él y de los 7 casos contacto, que no están enfermos, simplemente son los que viven con él; este no es un padecimiento común en la zona porque afortunadamente hay las campañas de vacunación, han tenido buenos resultados y hay pocos casos”.

Además el titular de la Dirección de Salud en el municipio mencionó que al arribo de jornaleros a la ciudad se les revisa sus cartillas de vacunación y se actualizan sus vacunas, por lo que estos casos podrían tratarse de que fueron importados desde otros estados, sin embargo el doctor Sopeña Mata aceptó que las unidades móviles que se trasladan a comunidades rurales con el objetivo de atender a estos trabajadores y sus familias, por cuestiones de desconfianza o tabús no son usados como se quisiera.

“Cuando llegan las unidades de Salud desgraciadamente no acuden, tenemos esa desconfianza o tabú, y no acuden las familias de los jornaleros a los servicios de salud, casi hay que perseguirlos para atenderlos por usos y costumbres que ellos tienen y son muy respetables, pero yo los invitaría a que fueran más participativos en ese sentido”, concluyó.