/ martes 8 de diciembre de 2020

Llevan estudios básicos a internos en los Ceresos

En promedio, logran certificarse en educación básica cerca de 600 reclusos

Cada año, alrededor de mil 700 reclusos de los centros penitenciarios que hay en Guanajuato, han tenido oportunidad de terminar su educación básica con apoyo del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos.

La directora del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (Inaeba) en Guanajuato, Esther Angélica Medina Rivero, aseguró que a pesar de la pandemia, han continuado con el programa de alfabetización adentro de los Centros de Readaptación Social (Ceresos) que se encuentran ubicados en los diferentes municipios del estado, pues aseguró que los presos han demostrado interés por concluir sus estudios básicos, esto al ser una oportunidad para integrarse a la vida laboral al cumplir su sentencia.

⬇️ Dale clic aquí ⬇️

Mencionó que cada año suelen atender en promedio alrededor de mil 700 reclusos, quienes reciben clases de primaria y secundaria para poder concluir su educación básica, de los cuales cerca de 600 logran certificarse.

Además, la directora del Inaeba señaló que anteriormente enviaban a un asesor educativo a los Ceresos para impartir las clases, pero ahora, son los mismos reclusos los que se vuelven asesores, estos al ser seleccionados y al contar con un mayor nivel educativo y hasta profesión, como contadores e ingenieros que están cumpliendo alguna condena, y quienes al apoyar con esto, reciben un apoyo para sus familias.

Este programa inició hace algunos años, y hoy hay gente que está adentro y tiene muy buen nivel de estudio y son a los que preparamos para que sean nuestros profesores y asesores al interior del lugar, es decir, es un recluso más, pero con un nivel de estudio alto, y nosotros le damos una beca para que ellos puedan estudiar a sus familias que están afuera (...) esto ha permitido que la atención sea mucho más intensa y más regular”.

Aseguró que son cerca de tres asesores reclusos los que están en cada Cereso de la entidad apoyando con las clases, mientras que también el Inaeba envía a sus propios maestros a los tutelares de menores, donde no sólo se les dan clases de educación básica a quienes lo deseen, sino también les imparten otras materias como valores, para que estén preparados y reincorporados de manera correcta en la sociedad.

Cada año, alrededor de mil 700 reclusos de los centros penitenciarios que hay en Guanajuato, han tenido oportunidad de terminar su educación básica con apoyo del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos.

La directora del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (Inaeba) en Guanajuato, Esther Angélica Medina Rivero, aseguró que a pesar de la pandemia, han continuado con el programa de alfabetización adentro de los Centros de Readaptación Social (Ceresos) que se encuentran ubicados en los diferentes municipios del estado, pues aseguró que los presos han demostrado interés por concluir sus estudios básicos, esto al ser una oportunidad para integrarse a la vida laboral al cumplir su sentencia.

⬇️ Dale clic aquí ⬇️

Mencionó que cada año suelen atender en promedio alrededor de mil 700 reclusos, quienes reciben clases de primaria y secundaria para poder concluir su educación básica, de los cuales cerca de 600 logran certificarse.

Además, la directora del Inaeba señaló que anteriormente enviaban a un asesor educativo a los Ceresos para impartir las clases, pero ahora, son los mismos reclusos los que se vuelven asesores, estos al ser seleccionados y al contar con un mayor nivel educativo y hasta profesión, como contadores e ingenieros que están cumpliendo alguna condena, y quienes al apoyar con esto, reciben un apoyo para sus familias.

Este programa inició hace algunos años, y hoy hay gente que está adentro y tiene muy buen nivel de estudio y son a los que preparamos para que sean nuestros profesores y asesores al interior del lugar, es decir, es un recluso más, pero con un nivel de estudio alto, y nosotros le damos una beca para que ellos puedan estudiar a sus familias que están afuera (...) esto ha permitido que la atención sea mucho más intensa y más regular”.

Aseguró que son cerca de tres asesores reclusos los que están en cada Cereso de la entidad apoyando con las clases, mientras que también el Inaeba envía a sus propios maestros a los tutelares de menores, donde no sólo se les dan clases de educación básica a quienes lo deseen, sino también les imparten otras materias como valores, para que estén preparados y reincorporados de manera correcta en la sociedad.

Local

Daniel Díaz llama a los guanajuatenses a prepararse por Ómicron

Tras confirmarse el primer caso de la nueva variante de Covid-19 en México, el secretario de Salud dijo que no hay que bajar la guardia

Local

Economía de Guanajuato no soportaría nuevo confinamiento

Mauricio Usabiaga dijo que el factor más virulento actualmente no es la nueva variante Ómicron de coronavirus sino la situación económica

Local

Justicia sin simulaciones: Mario Delgado

El presidente ejecutivo de Morena se pronunció respecto al caso del diputado Jorge N

Sociedad

ONG’s y Derechos Humanos recriminan abandono de población migrante

Grupos de Derechos Humanos exigen atención ante testimonios de abandono en los estados ciudadanos a donde los están llevando

Mundo

Reino Unido solicita a viajeros test negativo obligatorio por variante Ómicron

El sector turístico de Reino Unido calificó a esta decisión como "prematura"

Local

Economía de Guanajuato no soportaría nuevo confinamiento

Mauricio Usabiaga dijo que el factor más virulento actualmente no es la nueva variante Ómicron de coronavirus sino la situación económica

Local

Buscan congresistas regresar apoyos a emprendedores

Con la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor hay menos apoyos para jóvenes empresarios

Local

Justicia sin simulaciones: Mario Delgado

El presidente ejecutivo de Morena se pronunció respecto al caso del diputado Jorge N

Local

Daniel Díaz llama a los guanajuatenses a prepararse por Ómicron

Tras confirmarse el primer caso de la nueva variante de Covid-19 en México, el secretario de Salud dijo que no hay que bajar la guardia