/ miércoles 15 de mayo de 2019

La maestra Noemí dejo su corazón en la escuela de El Coecillo

Duró casi 40 años dando clases en diversas instituciones educativas

“Los niños me enseñaron su amor, su entrega, me que enseñaron que la inocencia es lo más hermoso que hay en la vida, el amor sin escrúpulos, sin críticas”, fueron la palabras de María Noemí Hoyos Medina, mejor conocida como la maestra Noemí.

Fueron 37 años los que la maestra ejerció como docente de primaría en diversas escuelas. Es originaría de Jalisco, donde estudió la carrera y emprendió durante 7 años, sin embargo, por azares de la vida llegó a León a la edad de 27 años.

La primera escuela en la que incursionó fue en la que está ubicada en la calle San Cayetano del Barrio de El Coecillo, una primaria federal donde duró 12, luego la cambiaron a otra institución que se ubica en El Maurel, enfrente de la Prepa Oficial, donde estuvo otros 12 años y cuando obtuvo doble plaza estuvo en una escuela de la colonia Valle de Señora.

Es decir, fue maestra de casi 40 generaciones de diversas colonias de León, pero fue en El Coecillo donde dejó su corazón, pues aprendió de todo pese a los obstáculos que se pudo haber enfrentado por la problemática social que ahí se vive.

“Se entrega uno a los niños y los niños se entregan a uno, (El Coecillo) es una comunidad formidable, responsable, con todos sus defectos, de que los niños eran drogadictos, otros eran abandonados por sus papás, pero eran unos niños muy educados, niños que nos tenían respeto y que se podía trabajar con ellos”, dijo.

Te puede interesar ⬇

Hoy lleva 18 años jubilada de los cuales 10 se la pasó descansando, pero después trabajó otros cinco años en escuelas particulares hasta que la edad la venció, por lo que hoy se dedica a disfrutar de la vida, y dijo, la docencia es lo más maravilloso que le pudo haber pasado.

Es lo más maravilloso que me pudo ocurrir, en mi casa, en mi familia, vengo con herencia de docentes, unas tías, y luego nosotros y todos mis sobrinos y algunos de mis hijos, aunque no en la docencia de la primaria y la secundaria, pero sí les gusta la docencia, sigue la tradición.

“Para mí fue una bendición de Dios mi profesión me llevaba a mis hijos a la escuela, yo no los descuidé en ningún momento”, pues hasta sus hijos fueron sus alumnos.

“Los niños me enseñaron su amor, su entrega, me que enseñaron que la inocencia es lo más hermoso que hay en la vida, el amor sin escrúpulos, sin críticas”, fueron la palabras de María Noemí Hoyos Medina, mejor conocida como la maestra Noemí.

Fueron 37 años los que la maestra ejerció como docente de primaría en diversas escuelas. Es originaría de Jalisco, donde estudió la carrera y emprendió durante 7 años, sin embargo, por azares de la vida llegó a León a la edad de 27 años.

La primera escuela en la que incursionó fue en la que está ubicada en la calle San Cayetano del Barrio de El Coecillo, una primaria federal donde duró 12, luego la cambiaron a otra institución que se ubica en El Maurel, enfrente de la Prepa Oficial, donde estuvo otros 12 años y cuando obtuvo doble plaza estuvo en una escuela de la colonia Valle de Señora.

Es decir, fue maestra de casi 40 generaciones de diversas colonias de León, pero fue en El Coecillo donde dejó su corazón, pues aprendió de todo pese a los obstáculos que se pudo haber enfrentado por la problemática social que ahí se vive.

“Se entrega uno a los niños y los niños se entregan a uno, (El Coecillo) es una comunidad formidable, responsable, con todos sus defectos, de que los niños eran drogadictos, otros eran abandonados por sus papás, pero eran unos niños muy educados, niños que nos tenían respeto y que se podía trabajar con ellos”, dijo.

Te puede interesar ⬇

Hoy lleva 18 años jubilada de los cuales 10 se la pasó descansando, pero después trabajó otros cinco años en escuelas particulares hasta que la edad la venció, por lo que hoy se dedica a disfrutar de la vida, y dijo, la docencia es lo más maravilloso que le pudo haber pasado.

Es lo más maravilloso que me pudo ocurrir, en mi casa, en mi familia, vengo con herencia de docentes, unas tías, y luego nosotros y todos mis sobrinos y algunos de mis hijos, aunque no en la docencia de la primaria y la secundaria, pero sí les gusta la docencia, sigue la tradición.

“Para mí fue una bendición de Dios mi profesión me llevaba a mis hijos a la escuela, yo no los descuidé en ningún momento”, pues hasta sus hijos fueron sus alumnos.

Local

Prueba Covid-19 requisito para contratación de empleo en León

Esta situación también afecta a las empleadas y empleados domésticos como cocineras,  jardineros, que se han sumado a las largas filas en los diferentes puntos en donde se practica los exámenes

Policiaca

[VIDEO] Matan a pareja en la colonia Las Ánimas de Irapuato

Estaban sentados afuera de una casa cuando los rafaguearon

Mundo

Crecen contagios en países desconfinados

Se mantiene epicentro en el Continente Americano, con Estados Unidos, Brasil y México a la cabeza

Gossip

A la música de hoy le faltan historias: Ana Torroja

Torroja asegura que Mecano se desarrolló en un momento político excepcional

Gossip

Soy una antiheroína en Control Z: Ana Valeria Becerril

Realidad, honestidad y crudeza están presentes en la serie de Netflix, dice su protagonista

Sociedad

No bajará más la producción petrolera: AMLO

Este fin de semana se reúne la OPEP+ para pactar nueva reducción al abasto en mercado internacional, en la que México no participará

Sociedad

Rechazan gobernadores semáforo federal; es unilateral, afirman

Se suma Guanajuato a frente común de mandatarios contra políticas de AMLO y piden diálogo directo

Sociedad

FGR, al margen de la protección a periodistas

La instrucción de Alejandro Gertz Manero es “no comprometerse a nada” en el Mecanismo para darles seguridad, dice Alberto Xicoténcatl