imagotipo

Es León ciudad de poco riesgo sísmico

  • El Sol de León
  • en Local

@elmundosuena

La posibilidad de que la ciudad de León se vea afectada por un temblor de tierra de grandes dimensiones es prácticamente nula.

La afirmación fue hecha por el director de la Ingeniería en Minas, Metalurgia y Geología de la Universidad de Guanajuato, Juan Esteban García Dobarganes Bueno, en entrevista con El Sol de León:

“Hubo dos pequeños temblores y eso causó expectación porque el Sistema Sismológico Nacional los refirió, primero a 21 kilómetros  de Marfil y nadie interpretó los 21 kilómetros de diferencia y después hubo otro a 19 kilómetros al este de León y de nuevo volvieron a eliminar los 19 kilómetros y se van con León, pero la realidad es que nadie lo sintió ni en Léon ni en Guanajuato porque esos sismos ocurrieron en Villa de Reyes y en la falla del Bajío”.

surtidora_departamental

Recordó que en 2012 ya se había registrado un temblor similar a 20 kilómetros de distancia de la ciudad de Léon, lo que implicó que el epicentro volvió a ubicarse en la falla del Bajío.

“Si vamos al Cubilete y vemos hacia Silao, pues estamos viendo el desnivel de la falla del Bajío que son 700 metros de desnivel, entonces esas son áreas que han tenido actividad reciente, hablando geológicamente y eso es porque seguramente una estructura de piedra está liberando energía”.

El ingeniero explicó que absolutamente todas  las rocas  del país están sometidas a esfuerzos constantes, por lo cual “llega el momento en que esas rocas tienden a romperse, lo que causa expectación porque son fenómenos que pocas veces ocurren, al menos en Guanajuato”.

En ese sentido señaló que el sur del estado es el que en todo caso pudiera correr más riesgos de temblor por su colindancia con la falla del Bajío:

“Precisamente la falla del Bajío es la que delimita el eje neo volcánico de la mesa central, entonces Irapuato, Salamanca Celaya Cortazar, etcétera, están completamente dentro de la zona tectónica del estado y hay muchas más probabilidades de sismos, ahí hay muchos más riesgos”, advirtió.

Por el contrario, el especialista explicó que en la parte norte del estado “es mucho más estable por el tipo de litología, por el tipo de corteza terrestre y la probabilidad de que se dé un sismo de alta intensidad es muy poca aunque no imposible, por el tipo de roca, por el tipo de basamento que tenemos ahí y que es roca sólida, por eso los sismos no tienen gran efecto”.

 

Síntomas de un sismo de alto impacto

Para finalizar Dobarganes dijo que para catalogar un sismo como de alto impacto, primero tendría que darse un enjambre (sic) de sismos, es decir una hilación de 40 a 70 microsismos en una zona muy puntual o alineada, lo que hablaría en ese momento de que una estructura está siendo sometida a mucha presión, por lo cual comienza a liberar energía con sismos de pequeña magnitud y de pronto, como si fuera una explosión, aparece el sismo grande, por eso afirmamos que no va a ocurrir nada grave, solo fueron dos pequeños temblores” aseguró.