/ jueves 23 de julio de 2020

Disruptores | La solución a la crisis cabe en una van

Como si fueran piezas de Lego, Mensajeros Urbanos construye trajes a la medida para el traslado de mercancías e insumos que requieran las empresas


Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Con la pandemia de coronavirus, buena parte del mundo se detuvo, pero no completamente. Los engranes que permiten nuestra vida moderna con todo y contagios, muertos y crisis se siguieron moviendo, silenciosos.

“La logística es el engranaje que mueve a la sociedad. Cualquier cosa que llegó a tu casa, que esté en un almacén, lo que sea, tiene una logística detrás para poder entregar ese producto”, explica Santiago Pineda, cofundador de Mensajeros Urbanos, la plataforma logística más grande de América Latina.

"La pandemia de Covid-19 lo que hizo fue acelerar aún más ese proceso, que las personas se volcaran a solicitar todos los productos a través de internet o de otros canales no presenciales”, añade.

"Las empresas que creían que podían demorarse dos o tres años más en digitalizar sus canales de distribución les tocó hacerlo en semanas. La logística pasó a jugar un rol fundamental”. Según este joven empresario, como nunca antes, el negocio logístico ahora tiene un papel esencial en la dinámica cotidiana y la compañía que dirige busca estar al frente de este cambio en la región latinoamericana Mensajeros Urbanos es una plataforma tecnológica que conecta recursos logísticos con las necesidades de pequeñas, medianas y grandes empresas en la entrega y recepción de mercancía.

Sus clientes se ubican a lo largo de diferentes sectores, como mensajería, comercio electrónico, restaurantes, farmacias, tiendas de conveniencia, retailers y empresas de consumo masivo, los cuales buscan llevar sus mercancías de un punto A hacia el punto B.

A diferencia de UberEats o Rappi, el núcleo del negocio de Mensajeros Urbanos no radica en la preferencia de los consumidores, sino que considera las necesidades de las empresas para llegar a los puntos de venta. De esta manera, compite más con las propias flotillas empresariales, o servicios como DHL o Estafeta.

La logística es el engranaje que mueve a la sociedad. Cualquier cosa que llegó a tu casa, que esté en un almacén, lo que sea, tiene una logística detrás

Mensajeros Urbanos basa su concepto en la creación de una “red de recursos logísticos”, que consiste en la puesta a disposición de sus clientes de motos, bicicletas, carros, vans, camiones, refrigeradores y bodegas urbanas, según se necesite para hacer repartos lo más eficiente posible.

Esto, ayudado de procesos de machine learning y análisis de big data para predecir demandas, rutas y disponibilidad de recursos logísticos, lo que se traduce en menores tiempos de entrega y costos.

“El símil que nos gusta utilizar es el de construir una casa con un Lego. Si tienes tres piezas es imposible construirla como la quieres, lo mismo para las entregas”.

Pero, agrega, si tienes miles de piezas de diferentes tamaños y de diferentes formas vas a poder construir exactamente la casa que necesitas.

“La tecnología es la que te debe decir, qué pieza y cuándo utilizarla para operar soluciones flexibles y eficientes en el tema de la última milla”.

Según explica Santiago Pineda, las operaciones de Mensajeros Urbanos se multiplicaron debido al encierro colectivo en la pandemia, lo que no vino a incrementar las dificultades que ya de por sí considera la industria de logística.

Al mismo tiempo, se intensificó el interés de personas que perdieron sus trabajos para emplearse como mensajeros en la plataforma, la cual recibe 10 mil solicitudes para esto semanalmente.

“Uno de los retos más grandes en este tiempo ha sido ser capaces de mantener el nivel de servicio que nos exigimos y nos exigen cuando estas triplicando el volumen de entregas mensualmente.

Los hábitos de consumo de las personas vienen cambiando radicalmente y sus expectativas ya no son recibir el producto en siete días, sino en cuestión de minutos. Esto genera un reto gigantesco en donde hay que innovar y cambiar las estructuras tradicionales para lograrlo. Ahí es donde ha habido un cambio importante en Latinoamérica, en el mundo, enfocado a buscar soluciones”.

Santiago y Juan Pablo Pineda / Foto: Cortesía Mensajeros Urbanos

LOS MENSAJEROS

Mensajeros Urbanos es la creación de Santiago y su hermano Juan Pablo, quienes ya antes se habían dedicado al emprendimiento con un simulador de bolsa de mercados latinoamericanos al que llamaron Startbull, el cual pretendía socializar la experiencia de invertir en papel empresarial, pero que terminó en 2014.

Como parte del Startup Weekend organizado por la Universidad de los Andes, los hermanos Pineda junto a otros socios le dieron forma a Mensajeros Urbanos al identificar los problemas de tráfico en Latinoamérica y las necesidades de la entrega rápida de mercancías y documentos.

“Vimos ese cambio en los hábitos de consumo junto a los retos gigantes en Latinoamérica, y eso después baja para el tema logístico, donde las ciudades cada vez restringen más a los vehículos para movilizarse en ciertos horarios. Vimos una oportunidad muy grande”.

Pensado en un inicio como un servicio de paquetería empresarial, la empresa recibió inicialmente inversión semilla de Wayra –brazo de inversión en emprendimiento de Grupo Telefónica–, la primera de un fondeo internacional para Mensajeros Urbanos que al momento llega a cuatro millones de dólares.

Con el tiempo, la empresa evolucionó al concepto de repartos B2B y B2C, haciéndose de diversos clientes en diez ciudades de Colombia como McDonald’s, Bimbo, Subway, KFC y la tienda departamental Falabella.

Luego de iniciar operaciones en México a inicios de este año, al momento Mensajeros Urbanos dice realizar un millón 200 mil entregas de sus más de dos mil clientes cada mes, con la ayuda de 15 mil conductores, cifras que le ubica como la plataforma logística más grande de Latinoamérica por su volumen.

Con motivo de una reciente inversión por parte de la aceleradora tecnológica de origen brasileño, Movile Group, su CEO Patrick Hruby refirió: “No deja de sorprendernos la capacidad del equipo (de Mensajeros Urbanos) para ejecutar, optimizando los recursos disponibles para posicionarse como líderes en la logística de última milla en México y Colombia. Los servicios ‘express’ de la compañía están floreciendo rápidamente”.

La meta de la plataforma es mejorar los tiempos de entrega al consumidor y agilizar la logística de las empresas / Foto: Cortesía Mensajeros Urbanos

ENTREGA TENOCHCA

Según Santiago, la llegada a México de la empresa Mensajeros Urbanos se dio de manera imprevista, pues no se encontraba de inicio en su roadmap.

Lo cuenta así el joven empresario: “Nos hemos enfocado mucho en Colombia, en el crecimiento y posicionar a la compañía. Creo que nuestro foco de prestar un buen servicio nos permitió construir una relación muy fuerte con esta marca que su casa matriz es México, la tienda de conveniencia más grande del país, y que nos dijo 'vengan a México a replicar el modelo que tenemos en Colombia, queremos que ustedes sean los que nos ayuden con la parte de última milla'. Y esa fue la razón por la que tomamos la decisión de aperturar en México”.

Según su directivo, al momento Mensajeros Urbanos aumenta 50 por ciento semanal el número de entregas realizadas en la Ciudad de México y Monterrey, con miras a operar en otras cinco ciudades del país antes de que termine 2020.

Entre sus proyectos más recientes e importantes está la construcción de 50 bodegas propias entre México y Colombia, lo que refleja el tamaño de las ambiciones de la compañía.

“Hoy día los conductores van a la bodega, al cliente o a la tienda, recogen el producto y lo entregan.

Los hábitos de consumo de las personas vienen cambiando radicalmente y sus expectativas son recibir el producto en minutos

Sin embargo, para muchos de nuestros clientes su punto de almacenamiento no está en el perímetro urbano, sino está a las afueras de la ciudad y eso hace que los desplazamientos y los tiempos de entrega sean muy elevados.

Lo que buscamos con esto es poder almacenar los productos de mayor rotación en el mismo barrio o localidad y que cuando las empresas tengan la venta, simplemente recojamos en los centros en cuestión de 30 minutos”.

Con esto, dice Santiago Pineda, Mensajeros Urbanos profundizaría aún más la relación que tiene con sus clientes al ser más que sólo un servicio de delivery.

Serían el principio y el fin del ciclo de entregas, añade el emprendedor.

“Por ahora el foco va a estar muy centrado en México. Nuestro objetivo es poder abrir varias ciudades el próximo año. México es un gigante y queremos hacer bien las cosas. Queremos expandirnos y convertirnos en los jugadores líderes en México antes de pensar en otro mercado”.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Con la pandemia de coronavirus, buena parte del mundo se detuvo, pero no completamente. Los engranes que permiten nuestra vida moderna con todo y contagios, muertos y crisis se siguieron moviendo, silenciosos.

“La logística es el engranaje que mueve a la sociedad. Cualquier cosa que llegó a tu casa, que esté en un almacén, lo que sea, tiene una logística detrás para poder entregar ese producto”, explica Santiago Pineda, cofundador de Mensajeros Urbanos, la plataforma logística más grande de América Latina.

"La pandemia de Covid-19 lo que hizo fue acelerar aún más ese proceso, que las personas se volcaran a solicitar todos los productos a través de internet o de otros canales no presenciales”, añade.

"Las empresas que creían que podían demorarse dos o tres años más en digitalizar sus canales de distribución les tocó hacerlo en semanas. La logística pasó a jugar un rol fundamental”. Según este joven empresario, como nunca antes, el negocio logístico ahora tiene un papel esencial en la dinámica cotidiana y la compañía que dirige busca estar al frente de este cambio en la región latinoamericana Mensajeros Urbanos es una plataforma tecnológica que conecta recursos logísticos con las necesidades de pequeñas, medianas y grandes empresas en la entrega y recepción de mercancía.

Sus clientes se ubican a lo largo de diferentes sectores, como mensajería, comercio electrónico, restaurantes, farmacias, tiendas de conveniencia, retailers y empresas de consumo masivo, los cuales buscan llevar sus mercancías de un punto A hacia el punto B.

A diferencia de UberEats o Rappi, el núcleo del negocio de Mensajeros Urbanos no radica en la preferencia de los consumidores, sino que considera las necesidades de las empresas para llegar a los puntos de venta. De esta manera, compite más con las propias flotillas empresariales, o servicios como DHL o Estafeta.

La logística es el engranaje que mueve a la sociedad. Cualquier cosa que llegó a tu casa, que esté en un almacén, lo que sea, tiene una logística detrás

Mensajeros Urbanos basa su concepto en la creación de una “red de recursos logísticos”, que consiste en la puesta a disposición de sus clientes de motos, bicicletas, carros, vans, camiones, refrigeradores y bodegas urbanas, según se necesite para hacer repartos lo más eficiente posible.

Esto, ayudado de procesos de machine learning y análisis de big data para predecir demandas, rutas y disponibilidad de recursos logísticos, lo que se traduce en menores tiempos de entrega y costos.

“El símil que nos gusta utilizar es el de construir una casa con un Lego. Si tienes tres piezas es imposible construirla como la quieres, lo mismo para las entregas”.

Pero, agrega, si tienes miles de piezas de diferentes tamaños y de diferentes formas vas a poder construir exactamente la casa que necesitas.

“La tecnología es la que te debe decir, qué pieza y cuándo utilizarla para operar soluciones flexibles y eficientes en el tema de la última milla”.

Según explica Santiago Pineda, las operaciones de Mensajeros Urbanos se multiplicaron debido al encierro colectivo en la pandemia, lo que no vino a incrementar las dificultades que ya de por sí considera la industria de logística.

Al mismo tiempo, se intensificó el interés de personas que perdieron sus trabajos para emplearse como mensajeros en la plataforma, la cual recibe 10 mil solicitudes para esto semanalmente.

“Uno de los retos más grandes en este tiempo ha sido ser capaces de mantener el nivel de servicio que nos exigimos y nos exigen cuando estas triplicando el volumen de entregas mensualmente.

Los hábitos de consumo de las personas vienen cambiando radicalmente y sus expectativas ya no son recibir el producto en siete días, sino en cuestión de minutos. Esto genera un reto gigantesco en donde hay que innovar y cambiar las estructuras tradicionales para lograrlo. Ahí es donde ha habido un cambio importante en Latinoamérica, en el mundo, enfocado a buscar soluciones”.

Santiago y Juan Pablo Pineda / Foto: Cortesía Mensajeros Urbanos

LOS MENSAJEROS

Mensajeros Urbanos es la creación de Santiago y su hermano Juan Pablo, quienes ya antes se habían dedicado al emprendimiento con un simulador de bolsa de mercados latinoamericanos al que llamaron Startbull, el cual pretendía socializar la experiencia de invertir en papel empresarial, pero que terminó en 2014.

Como parte del Startup Weekend organizado por la Universidad de los Andes, los hermanos Pineda junto a otros socios le dieron forma a Mensajeros Urbanos al identificar los problemas de tráfico en Latinoamérica y las necesidades de la entrega rápida de mercancías y documentos.

“Vimos ese cambio en los hábitos de consumo junto a los retos gigantes en Latinoamérica, y eso después baja para el tema logístico, donde las ciudades cada vez restringen más a los vehículos para movilizarse en ciertos horarios. Vimos una oportunidad muy grande”.

Pensado en un inicio como un servicio de paquetería empresarial, la empresa recibió inicialmente inversión semilla de Wayra –brazo de inversión en emprendimiento de Grupo Telefónica–, la primera de un fondeo internacional para Mensajeros Urbanos que al momento llega a cuatro millones de dólares.

Con el tiempo, la empresa evolucionó al concepto de repartos B2B y B2C, haciéndose de diversos clientes en diez ciudades de Colombia como McDonald’s, Bimbo, Subway, KFC y la tienda departamental Falabella.

Luego de iniciar operaciones en México a inicios de este año, al momento Mensajeros Urbanos dice realizar un millón 200 mil entregas de sus más de dos mil clientes cada mes, con la ayuda de 15 mil conductores, cifras que le ubica como la plataforma logística más grande de Latinoamérica por su volumen.

Con motivo de una reciente inversión por parte de la aceleradora tecnológica de origen brasileño, Movile Group, su CEO Patrick Hruby refirió: “No deja de sorprendernos la capacidad del equipo (de Mensajeros Urbanos) para ejecutar, optimizando los recursos disponibles para posicionarse como líderes en la logística de última milla en México y Colombia. Los servicios ‘express’ de la compañía están floreciendo rápidamente”.

La meta de la plataforma es mejorar los tiempos de entrega al consumidor y agilizar la logística de las empresas / Foto: Cortesía Mensajeros Urbanos

ENTREGA TENOCHCA

Según Santiago, la llegada a México de la empresa Mensajeros Urbanos se dio de manera imprevista, pues no se encontraba de inicio en su roadmap.

Lo cuenta así el joven empresario: “Nos hemos enfocado mucho en Colombia, en el crecimiento y posicionar a la compañía. Creo que nuestro foco de prestar un buen servicio nos permitió construir una relación muy fuerte con esta marca que su casa matriz es México, la tienda de conveniencia más grande del país, y que nos dijo 'vengan a México a replicar el modelo que tenemos en Colombia, queremos que ustedes sean los que nos ayuden con la parte de última milla'. Y esa fue la razón por la que tomamos la decisión de aperturar en México”.

Según su directivo, al momento Mensajeros Urbanos aumenta 50 por ciento semanal el número de entregas realizadas en la Ciudad de México y Monterrey, con miras a operar en otras cinco ciudades del país antes de que termine 2020.

Entre sus proyectos más recientes e importantes está la construcción de 50 bodegas propias entre México y Colombia, lo que refleja el tamaño de las ambiciones de la compañía.

“Hoy día los conductores van a la bodega, al cliente o a la tienda, recogen el producto y lo entregan.

Los hábitos de consumo de las personas vienen cambiando radicalmente y sus expectativas son recibir el producto en minutos

Sin embargo, para muchos de nuestros clientes su punto de almacenamiento no está en el perímetro urbano, sino está a las afueras de la ciudad y eso hace que los desplazamientos y los tiempos de entrega sean muy elevados.

Lo que buscamos con esto es poder almacenar los productos de mayor rotación en el mismo barrio o localidad y que cuando las empresas tengan la venta, simplemente recojamos en los centros en cuestión de 30 minutos”.

Con esto, dice Santiago Pineda, Mensajeros Urbanos profundizaría aún más la relación que tiene con sus clientes al ser más que sólo un servicio de delivery.

Serían el principio y el fin del ciclo de entregas, añade el emprendedor.

“Por ahora el foco va a estar muy centrado en México. Nuestro objetivo es poder abrir varias ciudades el próximo año. México es un gigante y queremos hacer bien las cosas. Queremos expandirnos y convertirnos en los jugadores líderes en México antes de pensar en otro mercado”.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Piden a Federación reorientar presupuesto a educación

Los recortes que ha realizado la Federación a educación para el próximo año, no dan la garantía de que los planteles cuenten con el recurso para aplicar de manera estricta los protocolos sanitarios

Local

Se vislumbra un año 2021 violento: Observatorio Nacional Ciudadano

Aparte de que no existe una estrategia de seguridad implementada por el Gobierno Federal, el recorte de recursos para policías complicará el panorama

Local

Alistan Brilla León vehicular

Los adornos y luces ya se colocan en calles del Centro

Policiaca

Muere de una puñalada en la Libertad

Este homicidio, fue informado por la Fiscalía General del Estado, sin embargo no precisó detalles sobre el nombre de la víctima

Deportes

Pedalistas "guanajuas" cosechan medallas en el Nacional de Pista

El apodado “Hueso” estableció un registro de 4:35.963 minutos para imponer condiciones en la persecución

Deportes

Liga Duarte abre nuevos torneos

Estrellas del Sur cerró el torneo 2020 como monarca de liga