imagotipo

Gaby Spanic niega recurrir a escándalos para conseguir protagónicos

La actriz y cantante Gabriela Spanic expresó su deseo por volver a la televisión, aunque sabe que esa decisión está en manos de los productores y, dijo que si deciden que no esté más en la pantalla chica: “no me lo pierdo yo, se lo pierden ellos”.

En un encuentro con medios de comunicación, luego de que se develó la placa alusiva a las 450 representaciones y fin de temporada en la Ciudad de México de la obra “Un Picasso”, la cual fue su debut teatral al lado del primer actor Ignacio López Tarso, Spanic destacó que tras 26 años de carrera artística, considera que es una actriz que tiene un numeroso público cautivo.

“Antes de venir a México, ya había hecho carrera en mi país, Venezuela, y ahora me siento orgullosa de lo que he hecho como madre, así como personal y profesionalmente”, dijo la actriz, quien aseguró que ha vivido un sinfín de experiencias que la han fortalecido como actriz y ser humano.

“Así como ha habido gente que me ha apoyado, ha habido gente que quiere perjudicarme y dice mentiras sobre mí”, añadió.

Spanic, quien en 1998 protagonizó la telenovela “La usurpadora”, para Televisa, descartó recurrir a un escándalo mediático para conseguir un personaje.

Considera que es una mujer que ha realizado su trabajo con mucha voluntad, por lo que dijo amarse, respetarse como lo hace el público y “seguiré con pies de plomo trabajando hacia adelante con mucha dignidad, porque no le he hecho daño a nadie, ni lo haré”.

Espera que la voluntad divina le ayude a resolver su situación laboral y sentenció: “si se cierran las puertas de la televisión, Gaby seguirá luchando porque sé cocinar, escribo libros, hago muchas cosas, yo no soy de las mujeres que se queda deprimida en casa a ver qué me cae del cielo, soy una mujer que se mueve”.

El trabajo más reciente de Spanic fue en la telenovela “Siempre tuya Acapulco” para Azteca y ahora, espera que algún productor de cualquier televisora le ofrezca trabajo, pues espera que confíen en su talento y en la credibilidad que tiene como actriz.

Señaló que se siente discriminada, pero a la vez tranquila porque está consciente que hay un público que la recuerda con mucho cariño, finalizó.