/ viernes 3 de abril de 2020

Jorge Villalpando vive la contingencia desde Valencia, España

En Europa, en específico en Valencia, España, sólo se tomó conciencia del Covid-19 tras el duelo de vuelta por los octavos de final entre Valencia y Atalanta

En Europa, en específico en Valencia, España, sólo se tomó conciencia del Covid-19 tras el duelo de vuelta por los octavos de final entre Valencia y Atalanta dentro de la Champions League, a decir del exportero del Puebla de La Franja Jorge Villalpando.

Villalpando charló en exclusiva vía teleconferencia desde Valencia, en donde cursa un máster de “International Sports Management” y está confinando en casa tras la declaración de la pandemia por el mencionado mal.

Tras lo visto en España, “con las calles vacías y la gente saliendo únicamente a lo necesario”, el arquero no desaprovechó la oportunidad para mandar un mensaje a México, en vías de tomar en serio las medidas de prevención.

“Esta situación era algo que se oía, más por los partidos de la Champions, pues los equipos no querían jugar y ahí está lo su- cedido con el Valencia ante su rival italiano (Atalanta). A partir de eso conocimos más sobre el tema”, compartió.

Desde la celebración de dicho duelo de octavos y hasta la semana pasada, se habían registrado 2 mil 600 enfermos en Valencia. En Bérgamo, hasta el martes 23 de marzo existían 7 mil infectados.

“Llevamos 17 días (de encierro), tomando todas las precauciones, pues pasamos de minimizar esto a tomarlo con toda la seriedad. Ahora salimos de casa única y exclusivamente a lo necesario, ya sea al súper o a la farmacia, que es lo único que está abierto, así que debemos de respetar todas las indicaciones al pie de la letra, pues no es sólo la salud de uno, es la de todos”, aseveró el ex portero.

Villalpando se mantendrá en Valencia hasta junio, cuando concluya el máster especializado en gestión y administración de recursos en el deporte. Por el momento, y a diferencia de otros connacionales “atrapados” en otras partes del mundo por la contingencia, las finanzas no son para él un problema, sí el encierro.

“Es complicado, pues estar acá (en casa) todo el día. Pero haciendo tareas y dividiéndolas con mi esposa, así es como voy o vamos sorteando todo esto, a veces es sano darse su espacio, pero ahí vamos”.

En Europa, en específico en Valencia, España, sólo se tomó conciencia del Covid-19 tras el duelo de vuelta por los octavos de final entre Valencia y Atalanta dentro de la Champions League, a decir del exportero del Puebla de La Franja Jorge Villalpando.

Villalpando charló en exclusiva vía teleconferencia desde Valencia, en donde cursa un máster de “International Sports Management” y está confinando en casa tras la declaración de la pandemia por el mencionado mal.

Tras lo visto en España, “con las calles vacías y la gente saliendo únicamente a lo necesario”, el arquero no desaprovechó la oportunidad para mandar un mensaje a México, en vías de tomar en serio las medidas de prevención.

“Esta situación era algo que se oía, más por los partidos de la Champions, pues los equipos no querían jugar y ahí está lo su- cedido con el Valencia ante su rival italiano (Atalanta). A partir de eso conocimos más sobre el tema”, compartió.

Desde la celebración de dicho duelo de octavos y hasta la semana pasada, se habían registrado 2 mil 600 enfermos en Valencia. En Bérgamo, hasta el martes 23 de marzo existían 7 mil infectados.

“Llevamos 17 días (de encierro), tomando todas las precauciones, pues pasamos de minimizar esto a tomarlo con toda la seriedad. Ahora salimos de casa única y exclusivamente a lo necesario, ya sea al súper o a la farmacia, que es lo único que está abierto, así que debemos de respetar todas las indicaciones al pie de la letra, pues no es sólo la salud de uno, es la de todos”, aseveró el ex portero.

Villalpando se mantendrá en Valencia hasta junio, cuando concluya el máster especializado en gestión y administración de recursos en el deporte. Por el momento, y a diferencia de otros connacionales “atrapados” en otras partes del mundo por la contingencia, las finanzas no son para él un problema, sí el encierro.

“Es complicado, pues estar acá (en casa) todo el día. Pero haciendo tareas y dividiéndolas con mi esposa, así es como voy o vamos sorteando todo esto, a veces es sano darse su espacio, pero ahí vamos”.