imagotipo

Michael Floyd con problemas de alcohol

El receptor de Vikingos de Minnesota, Michael Floyd, dio positivo por consumo de alcohol esta semana, cuando cumple arresto domiciliario y tiene prohibido tomar esta bebida como parte de su condena por un arresto en Arizona en diciembre.

La NFL Network reportó que Floyd regresará a Scottsdale el 26 de junio, para explicar las pruebas marcadas, según el tribunal, cuando está obligado a someterse a pruebas de alcohol y se le prohíbe consumirlo según los términos de su libertad condicional.

En el momento de su acontecimiento el 11 de junio, Floyd había servido 90 de los 96 días requeridos en arresto domiciliario y las muestras que contenían alcohol fueron reportadas además de una prueba perdida.

Cada prueba tuvo lugar entre las 5:30 y 6:33 a.m. el 11 de junio. El nivel más alto de alcohol en sangre registrado fue .055 y el más bajo .044. Floyd luego perdió la prueba final a las 6:33 am hora local. Cuando funcionarios de la corte contactaron a Floyd, afirmó que había bebido té Kombucha, lo que explica por qué la muestra contenía alcohol.

Los Vikingos publicaron una declaración sobre la situación de Floyd: “Somos conscientes de la situación que involucra a Michael Floyd y estamos estudiando el asunto. Estamos recopilando hechos y retendremos cualquier comentario adicional”.

Los Cardenales de Arizona cortaron a Floyd después de su arresto en diciembre. Fue reclamado por los Patriotas de Nueva Inglaterra y apareció en tres partidos. Floyd firmó un contrato de un año con los Vikingos en mayo.