imagotipo

Reflejos

Parafernalia antigua

Este miércoles por la tarde, en sesión solemne de los organizadores de elecciones, entregarán constancia de mayoría al que ya se podrá llamar presidente de la república electo, Andrés Manuel López Obrador.

Se trata sólo de una formalidad, una ceremonia tradicional del régimen que está por cambiar a una cuarta refundación de la república. Parafernalias aparte, el tabasqueño  ya está en funciones desde la noche del mismo día de la jornada electoral.

Se entiende que en la euforia de una victoria electoral que superó las expectativas de propios y extraños, el presidente virtual cambiara el discurso incendiario propio de la arenga, al de la conciliación del triunfador.

Desde luego que ahora si comenzarán los cambios y a precisar el discurso oficial que todavía se mece entre la diatriba y la prudencia,  ayer en el primero de los foros de la conciliación con la delincuencia celebrado en Ciudad Juárez, el ahora presidente electo, todavía sonaba como candidato en campaña.

En la misma ruta de desvelar los cambios y la nueva forma de operar del gobierno federal deberán estar sus colaboradores, que a falta de una estrategia definida de comunicación social se manejan hasta el momento a base de filtraciones.

En Guanajuato trasciende por ejemplo que desaparecen las delegaciones federales, concentradas en una nueva figura de vicegobernador, procónsul, comisario o pretor, que será don Mauricio Hernández Núñez, quien a su vez se auxiliará con diez ayudantes.

Estos diez sub o vice funcionarios federales no corresponden a las especialidades de las distintas dependencias federales , sino a  una estructura territorial con sede en diez municipios.

De los primeros diez viceministros se conocen nueve nombres, todos ellos con méritos en campaña y simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena: Raúl Cisneros, Angélica Olguín Calvillo, Gabriela Estrada, Ricardo Gómez Escalante, José Antonio Franco, Arizbeth García Monjaraz, Elizabeth Crespo, Angel  Arriaga y Gerardo Sierra.

En este nuevo esquema nadie menciona todavía como ensamblarían los otros dos niveles del gobierno. Lo que si se anticipa es que la misma sombra que le hará al gobernador del estado el representante general de la federación, se replicará con las subdelegaciones a los alcaldes en diez municipios.

Nadie está a salvo

Una encuesta del diario italiano República, revela que la popularidad del Papa Francisco bajó de 88 puntos con la que inició hace cinco años su pontificado a 71%.  Mientras que este tipo de encuestas crucifican a todos los políticos, y se les agregan motivos y causas de la aceptación o el rechazo, en el caso del primer pontífice latinoamericano de la historia no dice porqué. Sólo la sospecha del encubrimiento de la pederastia.

Poco a poco

La futura secretaria del Trabajo Doña Luis María Alcalde tranquiliza a la burocracia chilanga. Dice que el traslado de la dependencia a León va, eso es un hecho, pero que desde luego no será ni de un día para otro ni todos los cinco mil empleados a la vez. Lo que si asegura es que será gradual y que en enero ya estarán instalados aquí algunos órganos de dirección y dependencias. Comenta además que ya están viendo algunos inmuebles, pero no dijo porqué rumbo.

Visitas y residentes

Afirma el jefe de la gendarmería leonesa Enrique Ramírez Saldaña que la PGR jamás le confirmó que el famoso delincuente “El pantera”, “Comandante Viento” o Víctor Manuel N,  capturado recientemente en Puerto Vallarta tuviera alguna relación en León.

Es un caso parecido al de los Hermanos Aldama, Juan e Ignacio, que le dan su nombre a la ciudad y de los que no se sabe más que algunos de ellos estuvo de visita un par de veces porque conoció a una chica muy guapa, que vivía por la calle que ahora lleva el nombre de los hermanos.

El caso es que las líneas de comunicación entre los tres niveles del gobierno están rotas, no comparten información ni en temas tan graves como este de la seguridad. Decía el comunicado de la PGR que el tal “Pantera” operaba desde León, sin precisar que tal vez sólo estuvo de visita o si dejó toda una organización delictiva funcionando por acá.

Los atentados

Dicen los prensívoros del presidente de Venezuela Nicolás Maduro que con el último fallido atentado de drones cargados de explosivos, ya van 20 veces que atentan contra su vida. Una marca todavía muy lejana de los 400 atentados que presumía el comandante Fidel Castro Ruz. Pero la nota que pretende resaltar la inmunidad divina del dictador venezolano tiene también otras lecturas, la más obvia es que crece la disidencia y que agotados los caminos de la democracia, la única manera de un relevo de mandos es por la vía del atentado.