imagotipo

Matar en México – Jorge A. Lumbreras Castro

  • Jorge A. Lumbreras Castro

En México el número de homicidios casi triplicó en once años. En el año 2000 mataron a 10 mil 737 personas,  en el 2011 asesinaron a 27 mil 213, en 2016 la cifra alcanzó los 23 mil 953 casos. 2017 podría sea aún más violento.

En México el estudio de la mortalidad muestra que una de sus causas dominantes son las muertes violentas y en particular el homicidio, especialmente entre los hombres adolescentes y jóvenes. Fernando Escalante en su documentado estudio El Homicidio en México entre 1990 y 2007, muestra que desde los años noventa del Siglo XX, empezó a descender el peso del homicidio al seno de las muertes violentas, proceso que se detuvo hacia fines de la primera década del siglo XXI, al ascender drásticamente y la tendencia sigue constante a la fecha.

En el caso mexicano, es posible aseverar que un factor sustancial que detonó el cambio de tendencia del homicidio fue la decisión en la administración federal 2006-2012 de iniciar una “guerra contra el crimen”, que se desplegó sin las leyes necesarias, sin policías estatales, municipales y federales capaces de enfrentar una lógica de confrontación abierta, y sin los sistemas de inteligencia civiles para calcular lo que podría ocurrir. Las presiones de los E.U. hacia el gobierno de México terminó por incidir en la estrategia contra el crimen más improvisada que se haya conocido en la historia de una potencia intermedia como es México, donde el peso de las operaciones terminó por recaer en las Fuerzas Armadas, que desde entonces han debido, porque así se los ordenaron, realizar tareas de seguridad pública.

Las cifras anuales de homicidios de acuerdo con INEGI muestran que en el año 2000 se registraron 10 mil 737; en 2007 8 mil 867; y que el año 2011, hasta ahora el más violento del siglo XXI, terminó con 27 mil 213 homicidios tendencia que bajó ligeramente a 20 mil 010 en el año 2014, y repuntó debido a que las últimas estimaciones indican que en 2016 se registraron 23 mil 953 casos.

En suma el número de homicidios casi se triplicó en México en sólo once años. El año 2011 merece especial atención porque ahí se cristalizan tendencias que se mantienen vigentes en la incidencia y geografía de la violencia en México. Para 2011 se habían cometido, en cinco años de administración homicidios de personas en las siguientes cifras: 17 mil 699 en Chihuahua; 9 mil 401 en el Estado de México; 7 mil 606 en Guerrero; 7, 068 en Sinaloa; y 5 mil 268 en Baja California. Y los estados donde creció de forma alarmante el homicidio fueron Nuevo León (mil 195 por ciento), Chihuahua (595 por ciento), Coahuila (581 por ciento) y Durango (527 por ciento)

Por su parte, el profesor Escalante señala cambios geográficos donde se cometen los homicidios, en los años noventa los homicidios se focalizaron en el centro del país, ahora se generan en el norte, en la región noroeste, y en estados del Pacífico Sur como Michoacán y Guerrero, por lo que concluye que esta situación responde más a un fenómeno de frontera y conexión con los Estados Unidos más que a otros factores como la marginación. Algunos datos recientes señalan que el 51 por ciento de los homicidios en México se concentra en 202 municipios del país (José Merino, Colectivo de Analistas Data4 en El Economista junio12 de 2017)

Esta situación coincide con lo que Pablo Fajnzylber, Daniel Lederman y Norman Loayza explican en el texto “Crime and Victimization and Economic Perspective” donde revisan la relación entre narcotráfico y homicidio. Indican los autores que en el caso de los homicidios, la producción y posesión de drogas tienen efectos de incrementar la tasa de homicidios; y es consistente con la noción de que el uso de drogas es acompañado de disputas violentas por el mercado en productores, distribuidores y venta. En nuestro país el incremento en el número de homicidios responde a diferentes factores, empero a la luz de las investigaciones realizadas a la fecha y con base en documentos oficiales es posible señalar lo siguiente:

a) El incremento súbito en el número de homicidios coincide con el inicio de la Guerra contra el Crimen en la administración 2006-2012.
b) Los estados en que se comente el mayor número de homicidios están en el Norte, Noreste, y Pacífico Sur del país.
c) La delincuencia organizada dedicada al narcotráfico está presente y diversificó sus actividades en las entidades donde comente el mayor número de homicidios
d) La zona fronteriza del país es un eje de disputas entre carteles que operan con base en la violencia.
e) La delincuencia generó sus propios sistemas de referencia y auto-explicación como grupo y a nivel social por lo que disponen de bases de apoyo, y un sistema de percepciones cuasi-cultural ligado al dinero, el lujo y el poder.
e) La lumpenización de la política local, estatal y nacional con cuadros improvisados carentes de formación académica, sentido de patria y una mínima congruencia de ética política.
f) La falta de apoyo de amplias franjas de la llamada clase política a las Fuerzas Armadas, lo que se expresa en el estado de la legislación vigente.
g) Los nexos entre delincuencia organizada, actores políticos, organizaciones sociales, y supuestos periodistas.
h) La falta de planeación, racionalidad y eficacia en el uso de los recursos federales destinados a la seguridad pública que se duplicaron en 10 años.

En cuanto a la distribución de los homicidios por edad, en México como en el resto del mundo, la mortalidad por homicidio se concentra en hombres jóvenes. De acuerdo con INEGI de los 23 mil 953 casos registrados en el año 2016, 21 mil 159 corresponden a hombres y 2 mil 735 a mujeres, con ello la estadística nacional replica lo que pasa en el mundo, sólo que con más personas muertas por homicidio. Los grupos de edad donde ocurren de forma significativa los homicidios acontecen entre los siguientes tres periodos: 1) De 25-29 años con 3 mil 539 casos, 2) de 20-24 años con 3 mil 392 casos y 3) de 30–34 años con 3 mil 189 casos. Es decir en esos rangos ocurrieron un total de 10,120 homicidios que representan el 42.24% del total anual (INEGI). Así las cosas, más del 42 por ciento de las personas asesinadas en 2016 tenían entre 20 y 34 años

Por último, de acuerdo con la base de datos de la consultoría Lantia en el presente sexenio se cuentan 49 mil 129 homicidios relacionados con el crimen organizado. Al comparar estas cifras con los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública donde en el mismo periodo se registraron 85 mil 774 homicidios dolosos, podría aducirse que los homicidios que guardan relación con las actividades del crimen organizado son más de la mitad de los casos, esto es especulativo, sin embargo, pareciera que es relevante la participación de las mal llamadas “ejecuciones” en el total de homicidios en México.

 

Contacto:

jorgealumbrerascastro@gmail.com