imagotipo

Hablemos de Discapacidad

  • José José Grimaldo Colmenero

Alejandro Murguía

 

“No requerimos de favores, ni tratos superiores, sino de trato adecuado para ser integrados a la sociedad en la que vivimos, la ignorancia es un obstáculo; el miedo es, nada más, el reflejo de la falta de conocimiento. Quienes vivimos en esta condición de autismo, sufrimos de bullying y sin duda que el ambiente incluye para nuestro desarrollo y nuestro crecimiento como personas integrantes”.

Sentidas y claras palabras que fueron parte del mensaje de Alejandro Murguía, un chico de la ciudad de León quien vive con autismo y para quien esto no ha resultado un impedimento en su vida diaria para abrirse paso, pues sus sueños no son diferentes a los de personas de su edad. Plantea su perspectiva para que tomemos conciencia de nuestra actitud hacia una persona con esta discapacidad.

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo que se caracteriza por dificultades en la interacción social recíproca, alteraciones en el desarrollo de la comunicación verbal y no verbal e intereses restringidos o estereotipados intensos.

Se da desde edades tempranas debido a que tiene un factor genético asociado y la intensidad de los síntomas puede variar desde un modo grave a un leve.

Uno de cada 115 nacimientos nacen dentro del espectro, lo cual implica demanda de servicios de atención, según resultados obtenidos en abril del 2016 realizados por el Dr. Erick Fombonne de la Universidad de Mc Gill de Canadá en colaboración con Clima Bajío.

En el año 2015 se aprobó la ley federal de protección para las personas del espectro autistas, y en el estado el mes de octubre pasado se reformaron las leyes de salud y educación para atender a las personas del espectro autista. Muchos son los aspectos sobre este tema y muchos también los estigmas por ignorancia y desconocimiento en relación al mismo.

La Clínica Mexicana de Autismo y Alteraciones del Desarrollo, conformada por integrantes de familias que tienen una persona con autismo, realiza una importante labor para la atención de esta discapacidad en la ciudad de León.

Motivo de orgullo el esfuerzo de quienes durante muchos años han venido impulsando este tema desde la propia sociedad civil en nuestra entidad y por lo que merecen el amplio reconocimiento por el trabajo realizado y que ahora, con espacios idóneos, no cabe duda que sus logros seguirán por el mismo camino.

Hoy se habla de autismo en Guanajuato porque, como lo señala Alejandro, estas personas, como cualquier otra, tienen derecho de vivir en sociedad, de convivir en los diversos ámbitos, de ir al cine, a la escuela, el centro comercial, porque nos dan muestra de que el autismo no es una barrera que les impida alcanzar sus sueños. Mi correo jgrimaldoc@guanajuato.gob.mx