imagotipo

Caja Negra – Martín Diego

  • Martín Diego Rodríguez

El Artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos advierte que uno de los derechos de los ciudadanos mexicanos es el de votar y ser votado para todos los cargos de elección popular teniendo las calidades que establezca la ley.

La elección de una autoridad, pues, depende del sufragio efectivo y es la prerrogativa que tienen los mexicanos para designar a quienes administrarán las leyes, bienes y servicios en esta Nación.

Pero ¿Cómo emitir un voto razonado y no sólo dar el voto al más simpático en esta elección?, ¿Qué cualidades se deben tomar en cuenta a la hora de emitir el sufragio en la urna?, ¿Se trata de ir todos en montó con la moda de un color o una canción o se trata de que se elija al ciudadano más capaz entre las ofertas políticas?

Hoy día el acceso al poder público ya no es solo a través de la política partidista, también se puede a través de las candidaturas ciudadanas. Si bien no están en igualdad de circunstancias, su origen se encuentra en el hartazgo ciudadano de los partidos políticos quienes ven en sus filas clientes y no electores.

En esta tesitura, ¿Usted vota por que es militante o vota porque quiere un país mejor?, ¿Cómo razonar su voto?

Hoy día las instituciones electorales tienen una importante bolsa de recursos públicos que, a su vez, ofrecen como prerrogativas a los partidos políticos donde, por cierto, no todos han aclarado de manera transparente en qué utilizan esos fondos.

Deberían ser para fomentar la cultura democrática en este país. Pero habríamos de preguntar. ¿Usted ha ido a algún acto de campaña?, ¿Sabe cuál o cuáles son los principios básicos del o los partidos políticos que usted apoya?  ¿Comulga con ellos?, ¿Simpatiza o milita?

Después habría de preguntarse sobre los perfiles, trayectorias y currículas de quienes buscan algún cargo público para establecer un parámetro de comparación.

No es a través de debates públicos donde se darán a conocer las propuestas o proyectos o la manera de establecer una visión en su plan de gobierno. Los debates en este país han servido solo para confundir más a los electores y refrendar que todos son corruptos a los ojos de todos, pero frente a los electores.

Pues bien, hoy tiene usted la posibilidad de hacer valer su prerrogativa para tomar la decisión en este país. ¿Dará su voto al más simpático, a la más bonita, al más cabrón o al más capaz?, ¿Cómo saberlo?

Los candidatos al gobierno estatal, para poner un ejemplo, no tienen una página o domicilio electrónico donde los ciudadanos puedan conocer de primera mano el o los documentos básicos de su actuar, su propósito o sus metas. Tampoco los hemos encontrado en los candidatos al Senado de la República, Diputados Federales y veremos cómo lo hacen los candidatos a Diputados locales y alcaldes.

Si tan solo pudieran responder de manera breve los candidatos a las preguntas: ¿Ha tenido escándalos de corrupción?, ¿Es congruente su vida con los cargos que ha tenido y es razonable el patrimonio que ostenta?, ¿Quién o quiénes conforman su equipo?, : ¿Hay sustancia en su propuesta, son viables y realizables sus proyectos, y por último, usted y su equipo son capaces de realizarlos?, es posible que existiera una mejor manera para decidir.

Hoy el voto tiene un papel importantísimo en la vida de este país. Es la decisión que se habrá de tomar y es una decisión que impactará a todos de alguna u otra manera.

Permítame cerrar con una serie de preguntas a usted: ¿Acudirá a votar este 1 de julio?, ¿Lo hará de manera razonada o porque usted es militante y tiene lealtad por un partido aunque no esté satisfecho con su candidato?. De usted, de nosotros, de mí, depende el futuro de este país. Así las cosas.

(*) El autor es periodista que ha publicado en la prensa local, nacional y extranjera. Es analista político y editor en el portal Platino News, Noticias para la Nueva Generación

www.platino.news

Twitter: @MartinDiegoMX

Correo: martin@platino.news