imagotipo

Caja Negra

  • Martín Diego Rodríguez

LA CIUDADANIZACIÓN: UN CONTRAPESO REAL

Estamos ya en la recta final en este proceso electoral. En las próximas semanas se desvelará el proyecto de Nación que se tendrá en los próximos seis años y cómo se aplicará la política pública prácticamente con una mayoría en el Poder Legislativo.

La alternancia política en este país, prácticamente imberbe y que sucumbió en el año 2000 con la llegada de Vicente Fox a la presidencia de la República, no logró una mayoría en el Congreso de la Unión y obligó al hijo pródigo de San Cristóbal a acuñar en más de una ocasión aquella frase de: “el presidente propone y el Congreso dispone”.

Ni más ni menos. La reforma económica, electoral, energética, educativa que planteó el hombre de las botas, tuvo que aguardar un par de sexenios más.

Hoy todo apunta que, si como va la tendencia, Andrés Manuel López Obrador es el próximo presidente de la República, tendrá mayoría tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República.

La doctora María Amparo Casar observa que los poderes legislativos son el contrapeso del Poder Ejecutivo en autonomía del Poder Legislativo. No hay ni sumisión ni complicidad sino, la voz ciudadana que se antepone al presidencialismo.

En la actualidad, dice María Amparo Casar, el poder del presidente mexicano no es absoluto pues el Legislativo pone freno con sus seis atribuciones legislativas: poder de veto, poder de introducción exclusiva, poder presupuestal, poder de plebiscito, poder de decreto o poder de urgencia.

¿Se imagina que de pronto el presidente de la República pida de manera unilateral al Congreso presupuesto o que se veten enmiendas y de manera vertical el Poder Legislativo esté sumiso? Nada le haría más mal al país.

Pero, ¿qué pasa en las entidades federativas o bien en los ayuntamientos mismos? Hoy se observa que el Congreso de Guanajuato será un contrapeso al gobernador del estado y tendrá que privilegiar aún más la capacidad de negociación con un Legislativo conformado con menos diputados del PRI pero con más de Morena, PRD y PT inclusive.

En los ayuntamientos vale la pena voltear a la firma de un acuerdo que suscribieron cámaras de empresarios y colegios de profesionistas con el candidato independiente Richo Castro quien convocó a un contrapeso ciudadano.

Richo Castro se dio a la tarea de conformar ideas de los propios profesionistas y agruparlas para que sean ese contrapeso que no podrían tener los candidatos de otros partidos que, sobre todo, obedecen a las cuotas de partido.

El candidato independiente convocó a una forma que le llamó para la “Integración Ciudadana” y que sean los expertos quienes nombren a los directores de Obra Pública, Servicios Públicos Municipales, Ordenamiento Territorial e Instituto Municipal de Planeación.

Esta propuesta, que además se firmó con testigo de honor por la notario Refugio Camarena, es un parteaguas de lo que debería ser un verdadero contrapeso en la administración pública, un contrapeso real y ciudadano.

No es por nada que son las direcciones municipales a las que suelta la rienda el candidato independiente de Irapuato, las que más compromisos generan desde una candidatura. Veremos si da ejemplo, si logra vencer, o bien, si puede que los demás candidatos firmen de igual modo dichos acuerdos. Así las cosas.

www.platino.news

Twitter: @martindiegomx

Correo: martin@platino.news

Pero, ¿qué pasa en las entidades federativas o bien en los ayuntamientos mismos? Hoy se observa que el Congreso de Guanajuato será un contrapeso al gobernador del estado y tendrá que privilegiar aún más la capacidad de negociación con un Legislativo conformado con menos diputados del PRI pero con más de Morena, PRD y PT inclusive.